«No a prohibiciones y sí a normas inteligentes para los apartamentos»

Kike Sarasola (derecha) y su socio Gorka Atorrasagasti se hacen un selfie con la bahía de La Concha al fondo./
Kike Sarasola (derecha) y su socio Gorka Atorrasagasti se hacen un selfie con la bahía de La Concha al fondo.
Kike Sarasola, Presidente de Room Mate Hotels

Hotelero y gestor de pisos turísticos, cree que hay que combatir lo ilegal, rechazar la explotación laboral, pero «no poner puertas al campo»

A.M.SAN SEBASTIÁN.

Hijo del difunto empresario donostiarra Enrique Sarasola, Kike Sarasola (Madrid, 1963) fue cuatro veces campeón de España de Hípica (tres diplomas olímpicos) antes de dedicarse con éxito al mundo de la empresa. Fundó Room Mate Hotels y también, contracorriente, Be Mate Apartamentos, una empresa de gestión de alojamientos turísticos. Sarasola dice no tener la varita mágica para resolver los problemas de este sector, pero sí cree firmemente en que hay que acabar con las ilegalidades y promover «una regulación inteligente» que no prohiba sin más una actividad que ha venido para quedarse.

-¿Cómo son sus hoteles y cómo será el hotel Room Mate de la plaza de Gipuzkoa de San Sebastián?

-Nosotros creemos que la mejor forma de viajar es visitando a un amigo y por eso cada uno de nuestros hoteles tiene el nombre de un amigo ficticio. Nuestro amigo en San Sebastián se va a llamar Room Mate Gorka, que es también el nombre de mi socio Gorka Atorrasagasti con el que empecé Room Mate. Esto es un homenaje a él. Estamos encantados de traer nuestra filosofía de atención al cliente, que cada cliente sienta en Room Mate que está en la casa de un amigo.

«Milán es un ejemplo claro de ciudad que ha mantenido la calidad y ha evitado la masificación»

-¿Qué característica destacaría de su nuevo hotel?

-Lo que queremos es que la gente conozca San Sebastián. Nos vamos a volcar en que la gente disfrute de la ciudad, salga de tapeo a ver como somos, salga a conocer lo maravillosa que es la gente, cómo comemos, cómo nos divertimos, cómo vivimos. Nuestra misión es hacer la vida agradable y lograr que quieran volver.

-¿Veo que habla de San Sebastián como si fuera donostiarra?

-Mira, mi padre y mi abuela, ambos fallecidos hace poco, los dos eran de San Sebastián; sigo teniendo casa en San Sebastián; estoy siempre en Semana Grande. Venimos bastante. Yo me considero mitad madrileño y mitad donostiarra.

«Negociamos un segundo hotel en Donostia; mi objetivo es abrir dos o tres hoteles en esta ciudad»

-¿Cómo será el hotel?

-La decoración se la hemos dado a un estudio de decoración de Madrid fantástico, que nos está haciendo otro proyecto en Barcelona y se llama Cuarto Interior. Les hemos pedido que sea un hotel acogedor, que demuestre el alma de la ciudad, que te apetezca ir al bar a tomar una copa, que cuando vengan amigos lo recomienden, queremos formar parte de la comunidad, de la ciudad.

-¿Les ha costado mucho trabajo poner un hotel en San Sebastián?

-Sí, porque las localizaciones de Room Mate tienen que ser fantásticas. En Barcelona estamos en plaza Cataluña, en Madrid en Gran Vía, en Nueva York estamos en Times Square. Hasta que no encontráramos una localización así no queríamos desarrollar un proyecto. No nos servía cualquier localización. La gente sabe que cuando hablas de un hotel Room Mate está en el centro de la ciudad. Nos ha costado mucho encontrar una ubicación como la plaza de Gipuzkoa. Es un sueño. Estoy muy orgulloso del proyecto que vamos a hacer aquí, va a ser espectacular.

-La notica llega en pleno debate sobre los efectos del turismo en las ciudades y, en concreto, en medio de un 'boom', también en Donostia, de los apartamentos turísticos. Usted, lejos de criticar este fenómeno junto al resto de hoteleros, creó una plataforma de alquiler de pisos turísticos, ¿qué opina de este modo de alojamiento?

-No se pueden poner puertas al campo. Soy hotelero y también tengo apartamentos turísticos. Estoy a favor de que se regule porque no es justo que un hotelero tenga que cumplir 500 normas y el dueño de un apartamento ninguna. Creo en la regulación inteligente, no creo en el prohibir por prohibir. Y tercero, estoy totalmente en contra de esta turismofobia que se está generando. Que no se olvide la gente que nosotros somos el motor de la economía, hemos vuelto a traer trabajo a este país. El reto para el siglo XXI es aprender a convivir turistas y vecinos de las ciudades que visitamos; es un ejercicio en ambos sentidos. No tengo la varita mágica de cómo se solucionan los problemas, pero entre todos debemos encontrar soluciones de convivencia. Tenemos que aprender a regular el sector, tenemos que aprender a convivir y, sobre todo, lo que no se puede es demonizar a un solo actor de esta película. Yo estoy en contra de los apartamentos ilegales, estoy en contra de quienes explotan a trabajadores en el sector, apoyo la regulación y la legalidad, pero hagámoslo con inteligencia porque si no otros países nos llevarán la delantera después de que nosotros hayamos sido la referencia mundial del turismo. Hay que aprender a convivir sin prohibir, no vaya a ser que nos pase como a Barcelona que está matando la gallina de los huevos de oro.

-¿Corren el riesgo ciudades como San Sebastián de vivir fenómenos de masificación como Barcelona?

-La llegada de las lineas de aéreas de bajo coste ha democratizado los viajes. Hay que ir hacia adelante, no hacia atrás. Porque si no cuando se incorporen los millones de asiáticos al turismo esto va a ser más fuerte. Lo que hay que hacer es prever estas situaciones. Lo que ha hecho Barcelona de prohibir los apartamentos turísticos... Señores regulen, exijan calidad, pongan normas, criterios para que se den licencias de apartamentos de calidad. Si subimos la calidad, la masificación se corta. Milán está siendo ejemplo de un turismo bien hecho, bien pensado y bien llevado, han mantenido la calidad y no hay masificación. Eso se consigue regulando con inteligencia.

-¿Cuándo abrirá el nuevo hotel?

-Queremos hacerlo a finales de julio del año que viene, para el inicio de la Semana Grande 2018. La fiesta va a ser sonada.

-Si le va bien, ¿se plantearía abrir un segundo en Donosti?

-Ya estamos negociando un segundo. Mi objetivo es abrir dos o tres hoteles en esta ciudad.

Fotos

Vídeos