Inversión de 1,2 millones de euros para renovar dos vehículos de los bomberos

Camión escala. El nuevo vehículo tendrá una escalera de 42 metros de longitud, 12 más que el actual.

Sustituirán unidades de un cuarto de siglo de antigüedad y el camión escala de 42 metros será el mayor de su clase en Gipuzkoa, explica Ibabe (PNV)

AINGERU MUNGUÍA SAN SEBASTIÁN.

Gastarse más de un millón de euros en dos vehículos puede parecer una barbaridad, pero es lo que va a hacer el Ayuntamiento. Estos dos singulares coches están destinados al cuerpo de bomberos y su virtualidad es que podrían salvarle la vida en el día de mañana. El camión escala de 42 metros de longitud será, por su capacidad, el mayor vehículo de su clase de Gipuzkoa.

Las dos unidades sustituirán a vehículos de 26 y 25 años de antigüedad, hoy con grandes problemas para conseguir repuestos y dotados de una tecnología muy anticuada en comparación con los nuevos, que entrarán en servicio el próximo verano, según explicó el concejal de Seguridad, Martin Ibabe (PNV).

Inversiones de este tipo no se realizan todos los días. El jefe de Bomberos, Imanol Andonegi, explica que son conscientes de que «los recursos municipales son limitados», por lo que hay que saber planificar y gestionar la renovación progresiva del parque de vehículos, una flota de 25 unidades que está «un poco viejilla». La crisis económica no pasó en balde para nadie y si lo correcto hubiera sido «renovar dos vehículos por año» lo que se hacía era «cambiar un vehículo cada dos años». Para explicar la necesidad de sustituir los vehículos, Andonegi nos pide que imaginemos «circular hoy en coches del año 1991 con matrículas SS-AL y SS-AM». Las dos unidades que ahora se retirarán tienen una tecnología y prestaciones tan anticuadas que «no disponen ni de cinturones de seguridad». «Son coches totalmente amortizados, que han cumplido su función y que gracias a una apuesta importante de la administración vamos a poder sustituirlos por unos vehículos de tecnología puntera».

El camión escala de 42 metros proporcionará un mayor servicio -el que se retirará es de 30 metros de alcance- gracias a «un último tramo articulado que se puede inclinar». Es de lo más grande que hay en vehículo de dos ejes. «Hay vehículos de tres ejes de 60 y 90 metros de longitud, pero que a nosotros no nos sirven porque son poco operativos. Son muy complicados para su posicionamiento y nosotros debemos actuar en calles estrechas, en la Parte Vieja o el centro de la ciudad, donde la operatividad del vehículo es clave», explica Andonegi.

El cuerpo de bomberos dispone de dos vehículos de estas características en la actualidad, de 30 metros de longitud ambos, un autobrazo del año 1991 y una autoescala de 2007. La idea es que el nuevo que llegará el año que viene sustituirá al más antiguo. Por la «criticidad» de las intervenciones en las que se emplean (rescates por fachada, fuegos en industrias, grandes fuegos por fachadas) «siempre hay que tener dos unidades» por si una está averiada. El precio de licitación del vehículo encargado por el Ayuntamiento es de 820.000 euros.

El otro vehículo que se adquirirá será un camión autobomba (330.000 euros) que dispone de un gran depósito de 10.000 litros para abastecer de agua al resto de camiones en intervenciones en zonas rurales, forestales o industriales en las que «no se puede asegurar el caudal de agua necesario para apagar un fuego».

Fotos

Vídeos