El Instituto de la Construcción de Altza será recinto deportivo en un año

Donostia Kirola rectifica e informa de que las obras para acondicionar el edificio durarán tres meses y no nueve, como se anunció por error

JORGE F. MENDIOLA SAN SEBASTIÁN.

El concejal de Deportes y vicepresidente del Consejo Rector de Donostia Kirola, Martín Ibabe, rectificó ayer la información ofrecida esta misma semana sobre los plazos para acondicionar el antiguo Instituto de la Construcción de Altza como espacio deportivo provisional mientras se construye el nuevo polideportivo.

El delegado jeltzale corrigió su error en la Comisión de Servicios a las Personas celebrada el pasado lunes, cuando anunció que las obras durarían nueve meses en vez de los tres previstos en el cronograma del proyecto. Según las estimaciones reales, los trabajos sobre el terreno comenzarían el próximo verano, por lo que los primeros usuarios podrían estrenar la instalación hacia el otoño de 2018, es decir, dentro de un año.

El Instituto de la Construcción, propiedad de Kutxa en desuso ubicada en la parte alta del barrio, ha sido el elegido para convertirse en un pequeño polideportivo mientras se construye el oficial, cuya inauguración se prevé para 2020. La idea es utilizar 800 metros cuadrados de uno de los cuatro edificios que conformaban la escuela para destinarlos a la práctica deportiva. El Ayuntamiento ya tiene presupuestados 1,37 millones de euros para esta actuación y 100.000 euros más para equipamiento. El proyecto dará lugar a cuatro salas: una para actividades dirigidas (yoga, +65...) de unos 100 metros cuadrados, otra de spinning de 100 metros cuadrados, un gimnasio de cardio de unos 150 metros totalmente equipado y un gimnasio de pesas de otros 140 metros cuadrados. También se habilitarán cuatro vestuarios para los usuarios y dos para los trabajadores, aseos y control de accesos.

Reapertura del Paco Yoldi

Ibabe anunció asimismo que las dos piscinas del polideportivo Paco Yoldi de Amara reabrirán hoy tras la eliminación de la bacteria (Pseudomonas aeruginosa) detectada en el agua, lo que ha obligado a su completa desinfección. Pese a que la pasada semana se trató el agua con cloro, la persistencia de la bacteria ha hecho necesaria una desinfección exhaustiva de las instalaciones, según determinaron los responsables de la autoridad sanitaria y de Donostia Kirola.

Por otra parte, el patronato de Deportes adelantó ayer que el programa Piztu! -servicio de prescripción, orientación y asesoramiento para la práctica de actividad física dirigido a personas poco activas- se extenderá a Amara y Benta Berri. Como viene sucediendo en Intxaurrondo desde hace nueve meses, los profesionales sanitarios de los ambulatorios de estos dos barrios derivarán a aquellos pacientes que lo necesiten a los polideportivos municipales, donde con cita previa les atenderá un técnico especializado de Donostia Kirola. Osakidetza y Salud Pública colaboran en el programa.

Fotos

Vídeos