El informe de control de la contratación apunta 21 incumplimientos menores

Analiza 130 contratos municipales y detecta el mayor número de faltas en el Patronato de Deportes, según la memoria de la Comisión

AINGERU MUNGUÍA SAN SEBASTIÁN.

La Comisión de Control y Seguimiento de la Contratación del Ayuntamiento no destaca irregularidades sustanciales en su memoria anual de 2017, y recoge una veintena de incumplimientos menores de la normativa, la cuarta parte de los cuales se registró en el Patronato de Deportes.

Desde hace una década, el Ayuntamiento supervisa en una comisión municipal, integrada por concejales de todos los grupos políticos, su propia actividad contractual. La mencionada comisión está presidida por el edil Ricardo Burutaran (EH Bildu) e integrada por tres concejales del PNV, dos del PSE, otro más de EH Bildu, uno del PP (el vicepresidente, José Luis Arrúe) y uno de Irabazi. La función de esta comisión es «garantizar la aplicación efectiva de los principios de publicidad, libre concurrencia, objetividad, transparencia y eficacia en la contratación pública».

La memoria anual que elabora la comisión recoge el número de contratos que han sido supervisados, apunta las consideraciones de carácter negativo detectadas en las contrataciones y eventualmente propone recomendaciones de mejora de cara al futuro. La comisión solo supervisa los nuevos contratos de una cierta enjundia económica. En concreto, solo son analizados los contratos de obra y los de concesión de obra pública con importes superiores a 150.000 euros, y solo se controlan los contratos de gestión de servicios públicos, consultoría, asistencia, suministros, los contratos administrativos especiales y los privados que superen los 60.000 euros. Este órgano también pone la lupa sobre las modificaciones de contratos y las liquidaciones, siempre que los importes finales superen los límites anteriormente expuestos.

Durante 2017, la Comisión de Control y Seguimiento de la Contratación realizó cuatro reuniones ordinarias y supervisó en total 130 contratos del Ayuntamiento y sus sociedades y organismos dependientes. De ellos, 92 eran nuevos contratos, 19 fueron modificaciones y 19 liquidaciones. En su memoria anual correspondiente al ejercicio 2017 -aprobada por unanimidad de los integrantes de la comisión- se detectaron 21 irregularidades «no sustanciales», según explicó Burutaran.

Se trata de casos como el haber realizado subrogaciones no previstas en un convenido, la liquidación de un contrato menor de obras habiendo incrementado el gasto en más del límite legal permitido del 10%, o ampliaciones de plazo sin justificar. El Patronato de Deportes es uno de los más señalados en este informe al aparecer en cinco de los 21 incumplimientos de contrato. En un caso es por facturar por encima del presupuesto anual máximo en un contrato de suministro de productos químicos de las piscinas. También incurrió en esta falta en el contrato del «servicio de mantenimiento, conservación y revisión periódica del equipamiento de máquinas de musculación y cardiovasculares de los gimnasios». Además «aprobó a posteriori» dos modificaciones de contrato para la limpieza de las instalaciones y para el suministro de los servicios energéticos, y permitió una «continuidad del contrato para servicios de mantenimiento y conservación de las estructuras metálicas de la herrería de diversos edificios e instalaciones». La comisión observó «falta de motivación» en la ampliación de plazo de las obras de renovación de las aceras de la calle San Martín, irregularidades en cuanto a «causas y procedimiento» en una obra de estabilización de un muro en el paseo Rodil, y en el plazo y la liquidación de las obras para sustituir las carpinterías exteriores en el colegio Amara Berri de la calle Urbieta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos