Los impuestos y tasas municipales subirán el año que viene un 0,72% de media

Un momento de la Comisión de Hacienda de ayer.
Un momento de la Comisión de Hacienda de ayer. / A.M.

El gobierno municipal acepta contadas enmiendas de los grupos de la oposición. Se desmarcan de la contención fiscal la tasa de basuras que se incrementará un 5%, el agua que lo hará un 3% y el impuesto de vehículos que aumentará un 1,5%

AINGERU MUNGUÍASAN SEBASTIÁN.

La Comisión municipal de Hacienda aclaró ayer el panorama de cómo serán los impuestos y tasas municipales del año que viene, que subirán finalmente un 0,72%, algo menos del 0,78% propuesto por el gobierno municipal a principios de agosto, tras aceptarse algunos planteamientos de los grupos de la oposición (fundamentalmente del PP). La mayoría de los tributos se congelarán en 2018, pero se desmarcarán de la senda de contención la tasa de basuras, la de agua y el impuesto de circulación con incrementos del 5%, el 3% y un 1,5%, respectivamente.

Tal y como anunció DV el pasado día 6, el gobierno municipal aceptó cinco enmiendas y propuestas de la oposición a su planteamiento fiscal para el año que viene, lo que permitirá moderar la subida de la tasa del agua para los domicilios y aumentar las bonificaciones a quienes usen el contenedor marrón. El concejal delegado de Hacienda, Jaime Dominguez-Macaya (PNV), volvió a explicar que frente a una inflación del 1,5% y un incremento del PIB del entorno del 3% el Ayuntamiento aprobará de cara al año que viene un aumento de tasas e impuestos «bastante moderado», gracias a la buena situación financiera de la administración local derivada del acuerdo sobre el Cupo alcanzado con el Gobierno central. «Se han despejado las incógnitas del Cupo, para lo que teníamos guardados 6,7 millones de euros, y ahora tenemos una mayor estabilidad. Por eso hemos podido hacer esta propuesta de contención fiscal». El concejal citó una serie de impuestos y tasas que se congelarán en 2018 entre los que incluyó el IBI, el IAE, las Plusvalías, la OTA, los precios públicos, la grúa y los servicios urbanísticos, entre otros». Explicó que aceptarán, a propuesta del PP, aumentar del 50 al 75% la bonificación en el Impuesto de Construcciones y Obras (ICIO) para reformas de accesibilidad en el interior de las viviendas de personas con discapacidad. También admitieron, a propuesta de los populares, una mayor bonificación a las familias numerosas en el impuesto de vehículos, aunque este tributo subirá un 1,5%, sin admitirse una mayor progresividad en función de los caballos fiscales propuesta por EH Bildu.

Dominguez-Macaya indicó que el gobierno municipal también ha sido sensible al argumento del PP de que quien más recicle pague menos (o el de quien más contamine pague más) para establecer una mayor bonificación a quienes utilicen el contenedor marrón de residuos orgánicos. Los populares pretendían pasar del 15 al 25% de reducción de la cuota fija. Finalmente la rebaja será del 20%.

Datos

Impuestos
De cara al año que viene se congelarán el IBI, el Impuesto de Plusvalías, el ICIO y el IAE. Solo subirá un 1,5% el Impuesto de Vehículos.
Tasas
Se incrementará un 5% la tasa de la basura (con un aumento de la bonificación a los usuarios del contenedor marrón que pasará del 15 al 20% de la cuota fija), aumentará un 3% la tasa de agua y saneamiento, y se congelarán la OTA, la grúa, los precios públicos, y las licencias urbanísticas.
Tramitación
Aprobación inicial en el Pleno del Ayuntamiento del 28 de septiembre y ratificación definitiva en el Pleno del 29 de diciembre.

Por último se aplicará una bonificación del 90% de la tasa a los puestos de los mercados agroganaderos de productos locales, tal y como había planteado EH Bildu.

Dominguez-Macaya lamentó que ningún grupo de la oposición haya querido transaccionar sus enmiendas a la subida de la tasa del agua, que en su conjunto subirá un 3%. El gobierno municipal no aceptó ninguna propuesta del grupo Irabazi, que planteaba rebajas de tasas y la subida del IAE y del recargo del IBI a la vivienda vacía.

La portavoz de este grupo, Amaia Martín, echó mano de que «la renta familiar disponible de los hogares donostiarras ha disminuido» en los últimos años para reclamar menor presión fiscal y, sin embargo, esgrimió la «mejoría de la economía» para pedir una subida del IAE.

La portavoz del PP, Miren Albistur, criticó que con una buen situación financiera en el Ayuntamiento vuelva a subir un 1,5% el impuesto de vehículos; censuró, con el apoyo de un informe de los servicios jurídicos, la irregularidad de disponer de múltiples gravámenes en el ICIO; reprochó que el PNV siga manteniendo el recargo a la vivienda vacía cuando en la oposición pidió su eliminación; y denunció que la tasa de basura suba un 5% «todos los años». Incluso reprochó al gobierno que los bares tengan que pagar 1.000 euros de media por sus terrazas en barrios como Intxaurrondo.

El portavoz del PSE y presidente de la comisión, Ernesto Gasco, echó en cara a la oposición que critique que «suban los tributos verdes» como lo hacen en los países más avanzados «como Dinamarca, que ha desincentivado la compra de coches con más impuestos». «Aquí todos somos muy ecologistas hasta que se plantean tasas verdes, como la de que paguen menos quienes más reciclen, que pague más quién más consume, que se pague más por utilizar métodos más limpios para el medio ambiente o que suban los impuestos al vehículo privado». Recordó que la tasa de agua de San Sebastián es de las más económicas del Estado y explicó que los déficits de los servicios públicos si no se pagan mediante tasas por quienes los usan «las debemos de pagar entre todos los ciudadanos».

Más

Fotos

Vídeos