Urbanismo plantea la construcción de 131 viviendas protegidas en Illarra

Imagen de la parcela donde está previsto el desarrollo residencial en el ámbito de Illarra. / D. S.
Imagen de la parcela donde está previsto el desarrollo residencial en el ámbito de Illarra. / D. S.

Una modificación del Plan General permitirá aumentar la edificabilidad prevista en este ámbito, donde también se crearán 254 pisos libres

DANI SORIAZU SAN SEBASTIÁN.

El Ayuntamiento tiene previsto aprobar una modificación del Plan General que permitirá ampliar la edificabilidad del ámbito de Illarra y construir en esta zona -ubicada junto al polígono de Igara- un total de 385 viviendas, de las cuales 131 serían de VPO.

El concejal de Urbanismo, Enrique Ramos, anunció ayer esta medida que busca optimizar el uso del suelo de estos terrenos, donde en un principio estaba contemplado un desarrollo residencial bajo, de tan solo 123 viviendas. Esta modificación supondrá que, además de las anteriormente mencionadas, se puedan crear 262 nuevos pisos, la mitad de los cuales serán protegidos.

El edil concretó que se incrementará la edificabilidad de 14.300 m2 a 40.087 m2, lo que supone un 180% más de lo inicialmente previsto. Del aumento en metros cuadrados, un 57% será para vivienda libre y un 43% para VPO (31% VPO y 12% tasada). Ramos señaló que se trata de un planteamiento «positivo y sostenible que incrementará la oferta de vivienda en la ciudad y supondrá un aumento de las dotaciones públicas».

La operación va asociada a cambios en otras parcelas donde también se amplía la densidad residencial

En este sentido, informó de que sin esta modificación en el ámbito de Illarra no se llegaría a la densidad residencial mínima exigida por la Ley 2/2006 de 30 de junio sobre Suelo y Urbanismo. En ella se recogen los parámetros reguladores de edificabilidad mínima, que está fijada en 0,40 m2(t)/m2(s) sobre rasante para las zonas globales residenciales delimitadas en suelos urbanos y urbanizables. El desarrollo previsto sólo llegaba una edificabilidad de 0,25 m2(t)/m2(s). A este respecto, el concejal recordó que una edificabilidad baja supone también un coste superior a la hora de dotar el ámbito de servicios como transporte público, limpieza o basuras, entre otros.

La modificación del Plan General también supondrá cambios en otras parcelas, con el fin de crear las dotaciones municipales que exige la ley cuando se lleva a cabo un nuevo desarrollo urbanístico. Así, junto a los cambios en el ámbito de Illarra, se plantea ampliar la edificabilidad de la parcela residencial Villa Ereski, en Munto, que pasará de los 2.577 m2 actuales hasta los 3.840 m2 (un 149% más), lo que se traducirá en unas 70 nuevas viviendas, todas ellas libres.

Por su parte, se contempla la recalificación de la parcela Depósito -en el Camino de los Pinos, por detrás de Fundación Matia- para convertirla en dotacional y poder construir en ella nuevos apartamentos para jóvenes. Ramos señaló que, si bien el proyecto está todavía en desarrollo, se crearán en torno a 30 nuevos pisos de este tipo.

Por último, los terrenos de Erregenea -en el comienzo de la subida a Igeldo- pasarán de ser suelo rural a suelo de espacio público libre, para cumplir con los requerimientos de ampliación de zonas verdes.

Ramos explicó cuando se lleva a cabo un nuevo desarrollo urbanístico no es necesario que las dotaciones municipales que se tengan que crear se ubiquen en el mismo ámbito. Por ello todas estas actuaciones se englobarán dentro de un mismo convenio cuya tramitación está previsto que la Junta de Gobierno Local apruebe este próximo martes.

Tras recibir el visto bueno, el texto íntegro se someterá a información pública durante el plazo de veinte días mediante su publicación en el Boletín Oficial de Gipuzkoa, a efectos de que se puedan formular alegaciones. Una vez superado este proceso se empezará con la tramitación de la modificación del Plan General.

Plan de Vivienda

La operación se enmarca dentro del Plan Municipal de Vivienda elaborado por Etxegintza. En el documento se proponen diversas medidas para ampliar a 4.500 el número de viviendas disponibles, tanto en promociones públicas como privadas, hasta 2024.

Entre esas acciones se encuentra, por ejemplo, la posibilidad de «flexibilizar» los actuales criterios arquitectónicos para permitir la segregación de las viviendas. Asimismo también se propone dar un impulso a los alojamientos dotaciones, tanto para mayores como para jóvenes, en régimen de alquiler. Se contemplan actuaciones en la calle Amara (Amara Zaharra), el Instituto de la Construcción de Altza, Manteo, Mons (Intxaurrondo), Ondarreta o el antiguo edificio de la ikastola Orixe en la calle Campanario de la Parte Vieja, proyectos ya adelantados por este periódico en los últimos meses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos