La ikastola Jakintza ya tiene todas sus instalaciones abiertas

Imagen del exterior de la ikastola Jakintza, en la calle Escolta Real. / D. S.
Imagen del exterior de la ikastola Jakintza, en la calle Escolta Real. / D. S.

El centro educativo retrasó el arranque del curso por los desperfectos ocasionados por las lluvias y el miércoles abrió su terraza y el patio

DANI SORIAZU SAN SEBASTIÁN.

Los cerca de 600 alumnos de la ikastola Jakintza ya pueden disfrutar desde este pasado miércoles de todas las instalaciones del centro escolar, después de casi un mes de curso en los que no se han podido utilizar ni la terraza ni el patio del recinto escolar debido a las obras en el edificio.

Las fuertes lluvias del pasado mes de agosto provocaron importantes afecciones en el centro educativo. Las precipitaciones del 10 de agosto acabaron venciendo la protección instalada para la reparación de la cubierta del centro que se estaba llevando a cabo en verano, lo que provocó que el agua se filtrase desde la terraza por los cuatro pisos del colegio. La terraza, con una superficie de 1.200 metros cuadrados, «cuenta con numerosos ángulos muy complicados de proteger, lo que provocó que el agua se filtrara de forma importante», apuntaron en su día desde el Ayuntamiento.

Como consecuencia, se produjeron numerosos destrozos en suelos, paredes, techos, mobiliario y gran cantidad de material escolar. Fue necesaria la renovación de toda la instalación eléctrica, dañada por las lluvias, y la del acondicionamiento del comedor, una de las estancias más deterioradas del centro. Como consecuencia de estos hechos la dirección del centro, de acuerdo con los padres de los alumnos, decidió retrasar el arranque del curso escolar una semana, algo que no estuvo exento de polémica. No obstante, según explican desde la dirección de Educación del consistorio, todas las obras del interior del edificio estaban terminadas para la fecha del arranque del curso, el 7 de septiembre, pero matizan que fue el centro escolar quien decidió retrasar esta fecha al día 14. Desde aquel día los alumnos del centro han podido utilizar todas las instalaciones y servicios de la ikastola, a excepción de la terraza y el patio de abajo.

A día de hoy, tal y como indican desde la concejalía de Educación que dirige Miren Azkarate, ya se ha renovado e impermeabilizado totalmente la terraza, además se ha acondicionado un sistema de protección de incendios, y se ha cambiado el falso techo de la cocina así como la iluminación, colocando luces LED de menor consumo. En total, la inversión hecha en el centro asciende a 488.431,65 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos