Lau Haizeta contará con dos campos de fútbol, aparcamiento y más huertas públicas

El proyecto afecta a los terrenos situados entre el caserío Marrus y la Variante. Al fondo, Bidebieta./ARIZMENDI
El proyecto afecta a los terrenos situados entre el caserío Marrus y la Variante. Al fondo, Bidebieta. / ARIZMENDI

El Ayuntamiento compra los terrenos a Kutxabank por 911.000 euros para ampliar el parque. Goia explica que este equipamiento deportivo sustituirá al viejo campo de Herrera, cuyos déficits de accesibilidad «no tienen solución posible»

JORGE F. MENDIOLASAN SEBASTIÁN.

La Junta de Gobierno Local aprobó ayer la adquisición de 143.000 metros cuadrados en la zona de Lau Haizeta para construir dos campos de fútbol, aparcamiento y más huertas públicas que se sumarán a las ya existentes, entre otros equipamientos. La operación de compra de los terrenos, incluidos en el ámbito Merkear y propiedad de Harri Iparra -entidad perteneciente a Kutxabank-, se ha cerrado en 911.054 euros.

Las parcelas afectadas por el proyecto de urbanización se localizan al este del centro comercial Garbera, entre el caserío Marrus y los tableros de la Variante. Donde hoy hay algunas plantaciones clandestinas y depósitos de tierras, el nuevo planeamiento prevé una actuación integral con un campo de fútbol reglamentario -que sustituirá al de Herrera- y otro de fútbol 7 con graderío, zonas de entrenamiento e iluminación.

El Plan Especial de Ordenación Urbana, en fase de tramitación, contempla además un edificio que albergará los servicios auxiliares de los campos, como los vestuarios para jugadores y árbitros, aseos, oficina, sala de reuniones, txoko, bar, botiquín, taquillas... Se propone una edificabilidad de 400 metros cuadrados, con un máximo de tres plantas semienterradas. Esta construcción será asimismo centro de información y acogida del parque de Lau Haizeta, con servicio de bar-restaurante. En su entorno se dibujan recorridos peatonales con áreas de estancia, juegos infantiles y de adultos y zonas verdes.

En la puerta habrá aparcamientos para bicicletas y entre 50 y 80 plazas de automóvil, con un diseño adaptado al entorno rural. En cuanto al transporte público, el planeamiento contempla la colocación de una parada de autobús urbano cercana al acceso al recinto deportivo, en la calle Lau Haizeta, por donde actualmente ya circulan los autobuses.

Vías peatonales y ciclistas

Los peatones y ciclistas disfrutarán de itinerarios de estreno que permitirán conectar el parque con los ámbitos limítrofes, incluyendo la recuperación del antiguo camino desde Molinao y la prolongación del bidegorri del camino de Putzueta -que llega hasta el fuerte de San Marcos-, con una nueva acera separada por una franja de vegetación.

La intervención se completará con la eliminación de las huertas desordenadas existentes y los puestos de caza, la recuperación de la regata Merkear y de la vegetación de sus márgenes y la regeneración ambiental de la zona ocupada por el relleno de obras, al norte de la parcela, junto a la GI-20. El Ayuntamiento procederá también a regenerar el aspecto de abandono del área que permanecerá sin urbanizar mediante labores de limpieza y la plantación de árboles y arbustos autóctonos.

Las futuras huertas públicas funcionarán en régimen de concesión para uso de particulares y centros educativos y contarán con un pequeño local de apoyo que pueda contener servicios como aseos, taquillas, almacén para herramientas...

Eneko Goia subrayó la importancia de este proyecto, ya que la construcción de un campo de fútbol reglamentario en Lau Haizeta permitirá cerrar el de Herrera, cuyas condiciones de accesibilidad no son las más adecuadas y «los técnicos han constatado que no hay solución posible» a este déficit. Las obras arrancarán en 2018, una vez se apruebe el Plan Especial de forma definitiva y se adjudique el contrato de ejecución.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos