La grúa estabiliza su actividad con la retirada de 13 vehículos de media al día

Un vehículo del servicio de grúa sale del depósito de Morlans. / MICHELENA

El año pasado se sacaron de la calle 4.832 vehículos, un cifra similar a la de 2015 | La concejala Pilar Arana (PNV) se muestra satisfecha con la contención del déficit, pero aspira a lograr un servicio «más ágil y efectivo»

AINGERU MUNGUÍASAN SEBASTIÁN.

La grúa ha logrado frenar en los dos últimos años la tendencia a la baja en la cifra de vehículos retirados y ha estabilizado su actividad en unos 13 servicios al día. La concejal de Movilidad, Pilar Arana (PNV), apuntó que su departamento está satisfecho de haber logrado contener el déficit imparable de este servicio, pero aspira a sacarle más chispa dado que en la actualidad «hay servicios que se solicitan y no se pueden prestar».

El Servicio de Retirada, Inmovilización y Depósito de los Vehículos Estacionados en la Vía Pública fue adjudicado el año pasado por concurso a la UTE formada por las empresas Sice y Vectalia, también adjudicatarias del servicio en Bilbao y gestoras de la estación de autobuses de Pamplona.

Los vehículos son retirados por la grúa cuando «obstaculicen o dificulten la circulación, o supongan un peligro para esta, o se encuentren incorrectamente aparcados en las zonas de estacionamiento restringido, o abandonados en las condiciones previstas para la inmovilización». Esta definición recogida en la ordenanza fiscal reguladora de la tasa incluye los casos previsto en el artículo 91 del Reglamento General de Circulación.

Uno de cada cinco turismos son retirados en julio y agosto234 conductores pagaron la mitad al llegar antes de que se llevaran el vehículo

El panorama de infracciones ha cambiado radicalmente en menos de una década. Desde el año 2010, cuando se efectuaron 8.851 retiradas, hasta el año pasado, cuando se registraron 4.832, no ha habido año en que no haya descendido la actividad de este servicio municipal, aunque el guarismo de 2016 es muy similar al del año anterior (solo 14 servicios menos, el 0,28%) Este año la tendencia continúa, incluso desciende levemente, dado que en los primeros seis meses del año se han retirado 2.111 vehículos, un 2,25% menos que el año pasado.

La concejala de Movilidad entiende que hay dos posibles motivos para explicar este continuo descenso en el número de vehículos retirados. «Por un lado está la progresiva reducción de plazas para estacionar en la calle, que se han ido reconvirtiendo en plazas para residentes. Y, por otro lado, está el cambio de mentalidad del conductor que cada vez es más prudente a la hora de cometer una infracción». Hay que tener en cuenta que el titular del vehículo se enfrenta, además de a la multa de tráfico, al pago de una tasa que este año es de 154 euros para los coches, 83 euros para las motos, 46 euros para los ciclomotores y 21 euros para las bicicletas. Unas cantidades como para pensarse dos veces el cometer una infracción.

Tasa por dejarlo en el depósito

La factura a pagar por una retirada del vehículo con la grúa aumenta si el propietario se duerme en los laureles y deja que pasen los días antes de ir a recogerlo. Cada día que pasa desde que el vehículo entró al depósito exige pagar una nueva tasa que este año asciende a 33 euros por día en el caso de los turismos, 8,81 euros/día en el caso de las motos y los ciclomotores y 4,45 euros/día en el caso de las bicis. El 21% de estas tasas añadidas en la retirada de vehículos se cobraron el año pasado en los meses de julio y agosto, lo que se explica porque suelen ser conductores extranjeros los implicados en estos casos que dejan para el día siguiente la recogida del coche.

A la hora de retirar vehículos infractores, los turismos se llevan la palma del servicio de la grúa: suponen el 89,6% del total; las motos son el el 7,36%; los ciclomotores el 2,42%; y las bicis solo el 0,58% de los servicios.

Solo hay una forma de no pagar la tasa de retirada: llegar hasta el vehículo cuando aún no se lo ha llevado la grúa. Entonces se impone al propietario una tasa que asciende a la mitad del importe de retirada al depósito (76 euros, en el caso de los turismos). El año pasado, 254 personas lograron evitar que la grúa se llevase el vehículo al depósito llegando a tiempo y pagando esta tasa menor.

Reducción del déficit

El dinero recaudado por este servicio ascendió a 738.920 euros, apenas 339 euros menos que la factura girada al Ayuntamiento por el servicio prestado, algo de lo que se felicitó Pilar Arana. La concejala de Movilidad se congratuló de que el déficit histórico que ha ido arrastrando este servicio se haya neutralizado, aunque apuntó que la grúa «tiene margen de mejora». «Hay momentos en los que no hay suficiente personal y el depósito roza la saturación por la presencia en este espacio de coches embargados judicialmente, lo que deja poco margen de actuación a la empresa».

La concejala se comprometió a buscar soluciones para lograr que el servicio de retirada de vehículos «se preste de forma más ágil y efectiva» y no se queden, como ahora sucede, «peticiones de retirada de vehículos sin poder ser atendidas, sobre todo procedentes de barrios alejados del centro de la ciudad».

Fotos

Vídeos