¿Cuáles son los grandes problemas de la Parte Vieja de Donostia?

¿Cuáles son los grandes problemas de la Parte Vieja de Donostia?

La contaminación acústica y paisajística, el declive demográfico, la pérdida de comercio urbano y la concentración festiva y cultural, son lo que más sufren los vecinos

Aingeru Munguía
AINGERU MUNGUÍA

El Ayuntamiento quiere dar cauce a la solución de los problemas de la Parte Vieja mediante un plan integral que agrupe a todas las partes concernidas en este barrio. ¿Pero cuáles son los grandes problemas para los vecinos de esta zona de la ciudad? Estos pueden considerarse los principales.

Contaminación acústica En verano hay exceso de ruido 5 días a la semana

La Parte Vieja supera los niveles de ruido aconsejados entre dos y cinco noches por semana en invierno y en verano, respectivamente. Es una zona relativamente tranquila de día, pero a medida que avanza la jornada, especialmente en fin de semana, aumentan los niveles sonoros. Las máquinas de limpieza, el volcado de contenedores de vidrio y la megafonía de eventos culturales intensifica el problema.

Declive demográfico El 32% de la población tiene más de 60 años

En la Parte Vieja, Muelle y Ensanche Oriental residen 5.853 personas (55,29 mujeres y un 44,71% hombres). Será probablemente uno de los barrios con mayor índice de envejecimiento de la población: solo un 15% de los vecinos tienen menos de 20 años y un 32% de los residentes tienen más de 60 años. En los últimos 10 años, el barrio ha perdido un 8,23% de población.

Pérdida de comercio urbano El 37% de las tiendas está orientada al turismo

El 37% de las tiendas está orientada al turismo

El diagnóstico del barrio constata una tendencia a la ‘turistización’ del comercio. El 37% del total de los establecimientos y el 50% del comercio minorista tienen «una alta o altísima orientación turística». Descienden las tiendas de proximidad y aumentan los locales pensados para el visitante. Los cierres por jubilación y la falta de relevo generacional no hacen más que intensificar esta tendencia.

Concentración festiva y cultural Es el epicentro festivo y cultural de la ciudad

Tamborrada, Caldereros, Carnavales, Jazzaldia, Semana Grande, Euskal Jaiak, Regatas, Santo Tomas... la Parte Vieja no se libra de ningún evento. Fiestas tradicionales, actuaciones de pequeño formato y pruebas deportivas buscan la Parte Vieja como escenario, lo que genera «consecuencias negativas» para los vecinos como ruido, aglomeraciones, aumento de residuos y actos incívicos.

Ocio nocturno y diurno 278 locales de hostelería y 62 pensiones

La Parte Vieja pierde población al tiempo que gana actividad turística. Tiene 99 bares de pintxos, 83 restaurantes, 52 pubs, 19 cafeterías, 8 heladerías y 17 sociedades gastronómicas, lo que arroja una tasa de 51 establecimientos por cada 1.000 habitantes (la media de la ciudad es de 7,1). Además, hay 62 pensiones, dos hoteles y un número de pisos turísticos por concretar (entre 149 y 280, según la fuente).

Contaminación paisajística El 33% de los locales usan espacio de la calle

Un estudio de la Universidad Complutense y otro elaborado por las asociación de comerciantes de la Parte Vieja Zaharrean constatan una «invasión del espacio público y una banalización turística del paisaje histórico» de la Parte Vieja. Un tercio de los locales comerciales y la mitad de los locales de hostelería utilizan el espacio público de la calle con «expositores y parafernalia turística».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos