La gran bola luminosa

La gran bola luminosa, que se coloca en la plaza Cervantes, crece dos metros hasta alcanzar los doce metros de diámetro y mejora su sistema de anclaje con una plataforma de 4.000 kilos, es decir, el doble que en 2016.

Dani Soriazu