Goia no renuncia a construir apartamentos en los Viveros de Ulia

J. F. M. SAN SEBASTIÁN.

Eneko Goia afirmó ayer que, a pesar de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) que anula la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) en los Viveros de Ulia, el gobierno municipal «no renuncia» a la construcción de setenta apartamentos para jóvenes en el ámbito.

En su comparecencia posterior a la Junta de Gobierno Local, el alcalde donostiarra admitió que el fallo del tribunal genera «una situación no deseada» por el Ayuntamiento. «Ahora habría que retomar toda la tramitación del expediente e incorporar la declaración de impacto ambiental al inicio de la misma», advirtió Goia, quien subrayó que aunque esto «provoca un problema de plazos, es posible hacer lo que se pretendía con esa modificación del Plan General, pero habría que volver a empezar».

El regidor jeltzale anunció que el gobierno municipal se tomará «un momento de reflexión para ver cuáles son los pasos que podemos dar» y evitar el «escenario» de la construcción de 30 chalets viviendas de lujo, como prevé el PGOU de 2010 para la parcela de los viveros de Ulia, un destino que «no satisface» al consistorio.

Goia también avanzó que el Ayuntamiento no recurrirá la sentencia del TSJPV ante el Tribunal Supremo porque los servicios jurídicos municipales ven que hay «muy pocas, por no decir ninguna, oportunidad en casación».

EH Bildu, por su parte, se felicitó por el fallo que tumba los planes del ejecutivo PNV-PSE. El concejal Ricardo Burutaran señaló que es una «buena noticia» y permite «volver a la casilla de salida y empezar a hacer las cosas bien de una vez por todas». «Ahora tienen una ocasión inmejorable para convertir Viveros de Ulia en un parque, tal y como piden los vecinos, y consolidar su uso actual y poniendo en valor los atributos cultures y naturales de la zona», dijo el edil abertzale, al tiempo que propuso trasladar el proyecto para construir 70 alojamientos dotacionales a una de las dos parcelas propiedad del Ayuntamiento en desuso en el barrio de Morlans.

Burutaran recordó que la propia sentencia indica que el cambio de planeamiento anulado no sería justificable si existieran «alternativas más convenientes y razonables» para edificar los apartamentos.

Fotos

Vídeos