Goia y Gasco fijan cuarteles, cárcel y TAV como prioritarios en las negociaciones con Madrid

El Ayuntamiento insiste en negociar con el Gobierno español la reubicación de los cuarteles de Loiola./MICHELENA
El Ayuntamiento insiste en negociar con el Gobierno español la reubicación de los cuarteles de Loiola. / MICHELENA

Especifican las reclamaciones de la ciudad a sus grupos parlamentarios en el Congreso. Aún se desconoce si habrá posibilidades de influir en los Presupuestos Generales del Estado 2018, que serán prorrogados

AINGERU MUNGUÍASAN SEBASTIÁN.

Nadie sabe si habrá o no Presupuestos Generales del Estado 2018, pero si hubiera opción de negociar algo con el Gobierno central el Ayuntamiento donostiarra va fijando sus posiciones. Eneko Goia y Ernesto Gasco, alcalde y primer teniente de alcalde, coincidieron ayer en definir las prioridades de la ciudad ante sus grupos parlamentarios en Madrid: reversión de la parcela de los cuarteles de Loiola, construcción de la nueva cárcel con el derribo de la prisión de Martutene y llegada del TAV son las cuestiones estratégicas que PNV y PSE pedirán al Ejecutivo d e Rajoy si hay margen para el diálogo.

A día de hoy, no obstante, las incógnitas se imponen a las certezas sobre la marcha de la negociación presupuestaria. La situación en Cataluña ha distanciado al Gobierno del PP respecto del PNV, cuyos votos fueron claves el año pasado para sacar adelante las cuentas públicas. El paso del proyecto de Presupuestos 2018 por el Consejo de Ministros ya se ha retrasado una semana y va a seguir en el congelador este viernes, dos días antes de referéndum independentista, con declaraciones continuas de los jeltzales marcando distancias con Rajoy ante el incremento de la presión de la Fiscalía a los impulsores del 1-O.

Preguntado ayer el alcalde sobre las prioridades donostiarras ante una eventual negociación presupuestaria de su grupo en Madrid, Eneko Goia (PNV) dijo desconocer si existirá la posibilidad de negociar algo ante el actual clima político, aunque subrayó que desde el año pasado los diputados de su partido tienen una lista con las demandas de la ciudad ante el Gobierno central. «El grupo del PNV tiene esas reclamaciones y las tendrá en cuenta si existiera un escenario de negociación». Entre las prioridades, Goia fijó el asunto de los cuarteles de Loiola, la construcción de la nueva cárcel, la llegada del TAV y varias actuaciones en el litoral vinculadas a autorizaciones que debía dar el Servicio de Costas, que ya se han ido produciendo en las últimas semanas (permisos para construir los nuevos puentes de Astiñene y Espartxo y visto bueno a la renovación de la barandilla de La Concha entre la Perla y el Antiguo). «Esas son nuestras cuestiones fundamentales como ciudad», remachó el alcalde.

Goia matizó que la construcción de la estación del AVE en Atotxa tiene el camino «bastante despejado» tras los acuerdos alcanzados en los últimos meses. Sin embargo, no se palpa ningún avance en los otros asuntos. El alcalde se reunió en febrero en Madrid con responsables del Ministerio de Defensa para testar la posibilidad de un diálogo sobre la reubicación de los cuarteles de Loiola, un asunto que ha estado en la agenda de los últimos tres alcaldes. La dirección militar no se aferra a la ubicación de Loiola pero requeriría unas instalaciones de similares dimensiones a las que tiene junto al río, algo que dificulta la consecución de un acuerdo.

El gobierno municipal no quiere renunciar a esas 17,1 hectáreas de terreno urbanizadas junto al río que podrían constituir un ensanche natural del barrio de Loiola, complementario a Txomin Enea. El primer teniente de alcalde, Ernesto Gasco (PSE), recordó que los últimos datos del Ministerio de Fomento indican que San Sebastián sigue entre las ciudades con la vivienda más cara, «lo que constituye un problema para muchas personas, que nos exige disponer de un parque de viviendas sociales de alquiler». Recordó el «esfuerzo importante» del Ayuntamiento para que Txomin Enea fuese «una alternativa económica para muchos donostiarras» y señaló que es necesario «un acuerdo político para hacer de los cuarteles una zona residencial con parque de vivienda mixto que incluya VPO de alquiler». Coincidió en la necesidad de que se construya la nueva cárcel de Zubieta para derribar la de Martutene y consideró que el TAV será «determinante e indispensable» para las comunicaciones de la ciudad. «No podemos seguir con un tren del siglo XIX. El TAV será clave para el asentamiento de empresas de alta tecnología y para conectarnos en menos de dos horas con centros industriales como Toulouse, Burdeos o Valladolid». Gasco también citó como prioridad negociar con Madrid la construcción pasarela de Monpas, sobre todo tras la aprobación en julio por parte del Pleno de una moción en este sentido.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos