Interior ‘marea la perdiz’ con la cárcel de Martutene y Goia vuelve de vacío

Interior ‘marea la perdiz’ con la cárcel de Martutene y Goia vuelve de vacío

El alcalde donostiarra ha expresado su «decepción» tras la infructuosa reunión con los altos representantes de la Sociedad de Equipamientos Penitenciarios

AIENDE S. JIMÉNEZSan Sebastián

Con la sensación de haber hecho un viaje en balde. Así ha regresado el alcalde de Donostia, Eneko Goia, después de su reunión en Madrid con Miguel Contreras, presidente de la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios (SIEP). Su objetivo era conocer una fecha, al menos aproximada, del cierre de la cárcel de Martutene. Sin embargo, sus interlocutores le comunicaron que esa decisión es competencia del Ministerio del Interior y de Instituciones Penitenciarias. «Es una decepción», ha reconocido el primer edil donostiarra. «Queríamos encontrarnos con una decisión tomada y no ha sido así».

La reunión este miércoles es fruto de una carta remitida por Goia al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, el pasado mes de noviembre, en la que le reclamaba una solución para el centro penitenciario donostiarra, «cuyas condiciones son muy deficientes y empeoran cada día», ha afirmado el alcalde. Sin embargo, la cita con el presidente de la SIEP solo sirvió para aclarar algunas dudas que la sociedad tenía sobre los nuevos terrenos que albergarán la cárcel de Zubieta y en especial sobre la parcela que ocupa la actual en Martutene, tal y como han informado fuentes municipales.

«Lo que hemos hecho ambas partes es adoptar el compromiso de urgir al Ministerio del Interior a que tome la decisión de cerrar Martutene, pero no hemos ido más allá», ha admitido el alcalde de San Sebastián, quien remitirá, una vez más, una carta dirigida directamente al ministro Zoido, en la que le emplazará a poner fecha al cierre del centro. «Esto no puede esperar más. Llegados a esta situación, la decisión sobre la cárcel de Martutene tiene que adoptarse ya», ha declarado el primer edil tras la reunión, quien justifica esa urgencia tanto al desarrollo urbanístico de Txomin Enea, donde el derribo de la cárcel es uno de los flecos que queda por cerrar, y a la situación de una prisión «vieja» que se encuentra en una situación «insostenible».

«Las condiciones que presenta el centro penitenciario son muy deficientes y empeoran por momentos», ha asegurado Goia, quien se ha mostrado también «preocupado» por el enclave en el que está localizada la cárcel. «Estamos en una época del año en el que se suelen dar inundaciones. Después de las actuaciones que se han realizado en el entorno, tanto el ensanchamiento del río en Martutene en su primera fase como el desarrollo de Txomin Enea o la elevación del terreno cuatro metros, la prisión ha quedado en un punto débil, como único desagüe que nos va quedando en la desembocadura del río Urumea».

Goia ha insistido en que a partir de ahora todas las actuaciones desde el Ayuntamiento de Donostia van a ir dirigidas a que la decisión sobre el futuro de la cárcel de Martutene se tome «lo antes posible». En esta ocasión las peticiones realizadas desde el consistorio cuentan con el apoyo de la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios, cuyos máximos responsables comparten la opinión de Goia de que el estado actual en el que se encuentra la cárcel de Martutene es «precario», por lo que el alcalde espera que ejerzan «presión» sobre Interior.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos