Etxegintza plantea 162 apartamentos dotacionales de alquiler en Morlans

Vista de la zona de Morlans donde se prevé la construcción de las viviendas dotacionales. /
Vista de la zona de Morlans donde se prevé la construcción de las viviendas dotacionales.

Serían apartamentos de 1 o 2 habitaciones, destinadas a mayores, jóvenes, familias monoparentales y otros colectivos con necesidades específicas

Aingeru Munguía
AINGERU MUNGUÍA

Etxegintza se plantea construir 162 apartamentos dotacionales, tanto para jóvenes como para mayores, en una parcela entre el viejo y el nuevo Morlans. La idea aún es solo un boceto, pero en un año podría estar tramitado el planeamiento y el proyecto, según han afirmado este viernes el concejal de Urbanismo, Enrique Ramos, y el director de Etxegintza, Rafael Farias.

Cuando buena parte de la legislatura ha girado en torno a la polémica de construir 70 apartamentos dotacionales en parcela de los antiguos viveros, el gobierno municipal ha decidido avanzar con esta idea en otros solares mientras se modifica el planeamiento de los terrenos de Ulía.

San Sebastián es uno de los pocos municipios que ha apostado por esta fórmula de promover pisos públicos de alquiler para etapas concretas del desarrollo personal -juventud y última etapa de la vida- en suelos dotacionales. Estos inmuebles no tienen la calificación de viviendas porque ni se pueden comprar ni sirven para formar una familia, pero sí ayudan a los jóvenes a independizarse y permiten solventar problemas de movilidad y accesilidad que los mayores tienen en sus propias viviendas, algunos de los cuales «se sienten en su casa como en una cárcel», ha explicado Ramos.

El dato

5 años
es el tiempo máximo que los jóvenes pueden disfrutar de los apartamentos dotacionales (no hay límite en el caso de los mayores). Transcurrido ese plazo deben dejar el inmueble para que lo utilice otro demandante

Urbanismo y Etxegintza consideran que una parcela a caballo entre el nuevo y el viejo barrio de Morlans, cerca del túnel por donde pasa el bidegorri Amara-Errotaburu, reúne las características adecuadas para desarrollar un proyecto de este tipo. «Es una parcela dotacional y solo requeriría de un plan especial y un proyecto, y ambos podrían estar aprobados antes de un año. Luego es una zona llana, urbanizada, habitada y muy bien comunicada», ha explicado el edil.

Boceto de los apartamentos
Boceto de los apartamentos

Farias ha indicado que el proyecto en el que trabajan plantea una construcción por módulos independientes, «lo que facilitaría hacer todo o una parte del proyecto en función de las disponibilidades presupuestarias», con apartamentos de una habitación (79 unidades) o de dos (83), lo que ofrecería polivalencia para destinarlo a jóvenes, a mayores o, lo más probable, a un mix de ambos.

Etxegintza constata necesidades cambiantes entre los demandantes de vivienda y este proyecto podría dar soluciones a personas mayores, discapacitadas o simplemente con problemas de movilidad, semiautónomas, «que quizá necesiten de una persona que les cuide», y también a «familias monoparentales». En el caso de los jóvenes el límite temporal de uso sería de 5 años, mientras que no existiría esta condición en el caso de los mayores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos