El equipo tuvo que aterrizar en Barcelona por la meteorología

El baloncesto en silla de ruedas es uno de los estandartes del deporte adaptado en este país. «Desde la federación se le está dando más importancia a este deporte con cursos para entrenadores y árbitros que no existían hasta la fecha. Además, en División de Honor tenemos a uno de los equipos más potentes de toda Europa, el Ilunion madrileño. Asimismo, desde la medalla de plata en los Juegos Olímpicos, esto provoca que el baloncesto en silla de ruedas sea el deporte rey del deporte adaptado».

Pese a la derrota del equipo en Canarias, el Bera Bera dio ayer toda una lección de profesionalidad. Después de un viaje de vuelta con innumerables percances debido a la meteorología -el equipo tuvo que aterrizar en Barcelona para llegar a Donostia a las diez de la noche- los hombres de Iban Pérez decidieron entrenarse ayer de forma voluntaria para preparar este último tramo del campeonato. «Pese a que tras el partido el equipo estaba algo derrotado, durante el viaje de vuelta le dieron la vuelta y hubo muy buen ambiente a pesar de que habíamos sellado prácticamente el descenso. La actitud del equipo fue de sobresaliente».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos