Equilibrio sobre el agua, el más difícil todavía

Varios riders reman a su paso por el puente del Kursaal este pasado fin de semana durante la prueba Amstel Radler Tour. / DV
Varios riders reman a su paso por el puente del Kursaal este pasado fin de semana durante la prueba Amstel Radler Tour. / DV

El CD Fortuna reúne a cerca de 30 alumnos en su sección de stand up paddle, uno de los deportes náuticos con más tirón del momento

Imanol Lizasoain
IMANOL LIZASOAIN SAN SEBASTIÁN.

Aquellos que no se han subido sobre la tabla acostumbran a decir que no merece la pena practicarlo, que es aburrido y que te pasas todo el rato en el agua como consecuencia de las innumerables caídas que sufres al no poder mantener el equilibrio. Háganme caso, un servidor sostenía esa premisa hace un verano hasta que puso a prueba su torpe equilibrio sobre un tabla.

Unos lo conocen como stand up paddle, otros lo denominan SUP, incluso paddle surf o directamente paddlesurf. También se le conoce como surf a remo o como lo llamarían en hawaiano, 'Hoe'he Nalu' (significa ponerse de pie, remar y surfear). La respuesta es que todos se refieren a lo mismo: al deporte del stand up paddle.

La aparición del SUP no se remonta tanto en el tiempo como la del surf. En sus orígenes servía como medio de transporte y pesca. Ya en la década de los 60, los instructores de surf en Waikiki usaban los longboards y unos remos de canoa para sus clases. Y posteriormente, a comienzos de este siglo, surfistas hawaianos como Dave Kalama, Brain Keaulana, Archie Kalepa y Laird Hamilton, usaron este sistema como parte de su preparación física, ya que podían entrenar aun sin condiciones de viento y olas para surfear.

«El SUP es como andar en bici. Comienzas con ruedines y luego te lanzas a la aventura de la velocidad»

De las cristalinas aguas de Hawái pasamos a las también maravillosas playas de nuestra ciudad, donde ahora, con la llegada del periodo estival, este deporte se convierte en uno de los más practicados. Entre la docena de clubes y escuelas que ofrecen este servicio en San Sebastián, encontramos al CD Fortuna. Charlamos con Fernando Ibarreta, responsable del SUP en el Fortuna. «Tenemos en torno a 30 alumnos a lo largo del año. De edades que van desde los seis hasta los diecisiete años. Normalmente comienzan a practicar este deporte en algún cursillo de verano y durante el invierno les animamos a que continúen. Cada uno de los alumnos comienza con lo básico, con la modalidad de paseo. Ponerse de pie, mantener el equilibrio y remar. A continuación, cuando ya has aprendido las nociones básicas, puedes llegar incluso a coger olas y a navegar en aguas más movidas. Me gusta compararlo con aprender a andar en bici. Comienzas con una bicicleta de ruedines y cuando ya controlas vas cambiando de vehículo. En el SUP ocurre lo mismo. Empiezas con una tabla ancha que te da mucha estabilidad y luego utilizas una más estrecha con la que puedes coger más velocidad y olas».

Hermida y Aristizabal

CD Fortuna también tiene un equipo con el que compite en diversos torneos de la zona norte. «Los torneos de SUP son relativamente nuevos. Nos hemos desplazado hasta Hondarribia, Zarautz, Getxo o Deba en alguna ocasión, pero todavía esta muy verde en cuanto a nivel organizativo. Tenemos a dos alumnos que tienen un gran nivel; Álvaro Hermida y Asier Aristizabal. Precisamente hace unas semanas quedaron primero y segundo respectivamente en la primera prueba del Circuito Vasco celebrado en Getxo. Les auguro mucho éxito en el futuro».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos