Eneko Goia reconoce que hubo medidas de seguridad enfocadas a posibles atentados yihadistas durante la Semana Grande

Eneko Goia ha realizado un balance positivo de las fiestas de Semana Grande. / EFE

El alcalde donostiarra pide «prudencia» para no «alentar un miedo irracional» pero admite que es un tema «que está sobre la mesa»

Dani Soriazu
DANI SORIAZUSan Sebastián

El alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, ha reconocido que los dispositivos de seguridad llevados a cabo durante esta Semana Grande han funcionado con la hipótesis de un posible atentado yihadista. En la rueda de prensa celebrada este lunes para hacer balance de cómo se han desarrollado las fiestas, el primer edil donostiarra ha señalado que quiere ser «prudente» con este tema porque no «debemos alentar un miedo irracional». En este sentido, y a preguntas de los periodistas, ha admitido que adoptar medidas de seguridad especiales ante este tipo de ataques «es algo que está sobre la mesa, pero sin caer en la exageración».

Por otra parte, preguntado por si se llegó a plantear la posibilidad de colocar elementos de protección fijos, como bolardos, en algunas zonas de la ciudad, Goia ha señalado que la configuración de la fiesta, con aperturas y cierres de espacios «muy variables» hace difícil la implantación de este tipo de medidas.

Más

Balance «brillante»

Goia ha asegurado que la celebración de la Aste Nagusia de este 2017 ha sido «brillante», si bien no ha podido obviar el atentado de Barcelona como un hecho que ha teñido de negro la semana y ha estado presente en el tramo final de las fiestas, con el homenaje que se rindió a las víctimas antes de los fuegos artificiales y del concierto de Sagüés del jueves.

También ha recordado que durante seis horas la Ertzaintza desplegó un dispositivo especial ante un posible ataque yihadista en San Sebastián que resultó ser una falsa alarma. El protagonista de esta presunta amenaza fue un menor de edad de origen magrebí que reside en un centro tutelado de la Diputación de Gipuzkoa.

Fotos

Vídeos