Encapsular bajo una capa de tierra y lona geotextil los terrenos contaminados del polideportivo de Altza

Aingeru Munguía
AINGERU MUNGUÍA

En un plazo no muy largo de tiempo se adjudicarán los trabajos para regenerar los terrenos exteriores al polideportivo de Altza en los que se ha detectado amianto. El tratamiento de estos suelos consistirá en su cubrimiento con una lámina geotextil, a modo de señalización para futuras obras, a la que posteriormente se añadirá una capa de tierra de hasta un metro de espesor, según las zonas. Finalmente, el tratamiento se completará con tres tipos de césped -pisable, ornamental, y con leñosas- y diferentes especies arbóreas y arbustivas que será permeable, según recoge la memoria del proyecto.

La operación permitirá materializar hasta tres explanadas en la vaguada de Larres, según explicó a DV el concejal de Urbanismo, Enrique Ramos (PSE). Una de ellas, ubicada entre la ikastola Oleta y La casa de cultura Tomasene, permitirá colocar encima la piscina exterior del nuevo complejo deportivo, el solarium y un mirador de 350 m2 con vistas a Auditz Akular.

El presupuesto de este proyecto asciende a 4,1 millones de euros y su ejecución tiene un plazo de 12 meses, con lo que es previsible que esté concluido el verano del año que viene.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos