El edificio de calle Campanario se destinará a pisos para mayores en el Plan de Vivienda

El edificio municipal de la calle campanario hoy solo está utilizado en su planta baja por Kaialde. / J.F.M.
El edificio municipal de la calle campanario hoy solo está utilizado en su planta baja por Kaialde. / J.F.M.

Gasco (PSE) explica que el nuevo uso ofrecerá alternativas a residentes en la Parte Vieja con problemas de accesibilidad

AINGERU MUNGUÍA SAN SEBASTIÁN.

Un disputado edificio de la Parte Vieja va ser destinado a apartamentos para mayores en el Plan de Vivienda que presentará la semana que viene el gobierno municipal. Se trata del inmueble de la calle Campanario número 2, hoy vinculado aún a usos educativos, que el Ayuntamiento quiere utilizar para ofrecer alternativas residenciales accesibles para residentes de este barrio, según explicó el primer teniente de alcalde, Ernesto Gasco (PSE).

Es una idea en la que trabajan el conjunto de instituciones públicas cuando se debate sobre cómo mejorar las condiciones de vida de los mayores. San Sebastián, y la Parte Vieja en particular, tiene una población cada vez más envejecida, que reside en pisos a veces excesivamente grandes y que, conforme pasa el tiempo, se convierten en 'una trampa' para sus moradores. Así, el inmueble en un tercer o cuarto piso sin escaleras que no dio problemas a sus propietarios cuando eran jóvenes se convierte en una especie de 'cárcel' cuando sus residentes son octogenarios o nonagenarios.

Las administraciones tratan de lograr alternativas residenciales accesibles para personas mayores en cada uno de los barrios, con el objetivo de que en un eventual traslado mantengan su círculo de relaciones y su vida vecinal. Pero esto no siempre es fácil, mucho menos si hablamos de ámbitos como la Parte Vieja.

El inmueble fue utilizado por Orixe, Bildu quiso cederlo a los vecinos para Auzo Etxe y hoy está sin uso

El inmueble del que hablamos, de titularidad municipal, fue construido en 1829, y tiene cuatro niveles (tres más ático) con 238 m2 por planta. La de calle es hoy la única planta en uso por parte del hogar del jubilado Kai Alde. El resto suma una superficie de 836 m2.

Estos espacios están adscritos para uso educativo. En su día fueron utilizados por la ikastola Orixe y en el reciente debate sobre cómo ampliar las dependencias de este centro de enseñanza aún surgió alguna alternativa que planteaba volver a llevar algunas dependencias a este edificio. Durante la legislatura pasada, el gobierno municipal de Juan Karlos Izagirre (Bildu) intentó que el inmueble fuese cedido como Auzo Etxe a la Asociación de vecinos de la Parte Vieja (Parte Zaharrean Bizi), algo que quedó en agua de borrajas tras la aprobación por parte del Pleno de una moción para que el Gobierno Vasco lo utilizase para instalar un centro piloto de formación profesional.

El actual gobierno municipal se lo ha pensado mejor, ha valorado las nuevas necesidades que han surgido tanto en Etxegintza como en los debates para elaborar un plan integral de actuación en la Parte Vieja, y, en concreto, el Departamento de Urbanismo y el grupo municipal del PSE apuestan por que el inmueble se destine a apartamentos para mayores, y así figura en el Plan de Vivienda.

Ernesto Gasco explicó que según los estudios preliminares que han realizado los técnicos se podrían habilitar unos 15-18 apartamentos. «Se mantendría la fachada y el edificio se reconstruiría por dentro para hacerlo totalmente accesible». Habría que desafectar del inmueble de usos educativos, realizar el proyecto y materializarlo. Está por ver si los pisos serían en compra o alquiler. «Es una buena operación para los mayores del barrio, es bueno para la Parte Vieja y se enmarca en el objetivo de llevar adelante alternativas de vivienda en la ciudad construida; esto es, sin consumir nuevos suelos», concluyó el concejal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos