Los dueños de las piezas de marfil aseguran que han acreditado su propiedad

Fuentes de la galería de subastas han explicado que las obras de marfil pertenecen a «tres propietarios privados y una fundación» y todos ellos «cuentan con la documentación que acredita que las piezas son de su propiedad»

EFE

Las sala de subastas de San Sebastián que expuso 26 piezas de marfil para su comercialización ha asegurado hoy que éstas permanecen en el establecimiento y ha remarcado que los dueños de las obras cuentan con una "amplia documentación" que acredita su propiedad.

El Ministerio de Interior informó ayer en un comunicado de que los objetos de marfil habían sido "incautados" por la Guardia Civil la semana pasada porque "los propietarios" carecían "de la perceptiva documentación sobre tenencia y procedencia", por lo que se levantó un acta "por presunta infracción a la normativa" CITES.

El Convenio Cites sobre el comercio internacional de Especies amenazadas de fauna y flora silvestre contempla la prohibición de comercializar el marfil posterior a 1986, entre otras disposiciones.

Fuentes de la galería de subastas han explicado hoy a EFE que las obras de marfil pertenecen a "tres propietarios privados y una fundación" y todos ellos "cuentan con la documentación que acredita que las piezas son de su propiedad".

Algunos de los dueños son los beneficiarios de "testamentos que recogen específicamente algunas piezas", mientras la fundación "aporta comprobantes del pago de cantidades considerables que ha abonado a la Hacienda foral alavesa en concepto de tributación por esas obras", han agregado las fuentes.

Asimismo existen "fotografías familiares anteriores a 1978 donde se pueden observar las piezas, además de albaranes, certificados de tasadores y expertos que avalan su antigüedad"

La sala de subastas facilitó esta documentación a la Guardia Civil y espera que "en un plazo de unas cuatro semanas" la Agencia Tributaria de Aduanas "tramite el certificado CITES para algunas de las piezas", aunque asegura que datan del siglo XIX o de principios del XX "por lo que estarían exentas" de dicha certificación.

Las fuentes han explicado que el asunto es una cuestión "burocrática" y "muy técnica" pero que "desde el primer momento se ha aportado la lista de los legítimos propietarios"

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos