El dopaje del caballo de Caldereros se hizo para no tener problemas al ponerle herraduras

El empleo de caballos es habitual por parte de las comparsas de Caldereros. /
El empleo de caballos es habitual por parte de las comparsas de Caldereros.

El ganadero explica que el sedante no se le suministró para lograr su docilidad en la fiesta

AINGERU MUNGUÍA

El ganadero implicado en el caso de dopaje de un caballo empleado en los pasados Caldereros donostiarras ha explicado a este periódico que la droga se le suministró la víspera por prescripción de su veterinario para que estuviera calmado durante la colocación de las herraduras. La Diputación instruye un expediente de sanción por una infracción muy grave contra este ganadero de Zaldibia al detectarse promazinas en el control antidoping que se le hizo al animal en la fiesta donostiarra.

Martín Garmendia ha indicado este miércoles que lleva 30 años en la profesión y ha cedido animales a «tamborradas, alardes, caldereros y cabalgatas» y nunca ha tenido ningún problema legal. Ha afirmado que el año pasado le realizaron una intervención quirúrgica que le impidió montar en los caballos durante meses. Ante la necesidad de herrar al equino ‘Abebe Bikila’ en febrero para su participación en la comparsa Primitiva de Caldereros, su veterinario le recomendó la sedación del animal para que se mantuviera dócil durante la operación. «Lo hice por mi seguridad y no fui consciente de que podía dar positivo al día siguiente», ha añadido.

Por su parte, la Primitiva Comparsa de Caldereros ha mostrado su malestar por verse implicada en estos hechos sin tener ninguna responsabilidad en lo sucedido. Su presidente, Pello Arribas, ha afirmado que en la comparsa hay animalistas y «gente caballista», a la que la noticia ha provocado «sorpresa» y «disgusto». De momento, la comparsa no ha decidido si en la próxima edición de los caldereros se utilizarán animales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos