Los donostiarras podrán pujar por un trozo de barandilla

A.M.

Los tramos de la barandilla de La Concha que ahora se van a sustituir no van a acabar en un almacén municipal. El concejal Ernesto Gasco explicó que el Ayuntamiento va a atender de alguna manera las numerosas peticiones de vecinos y comerciantes para hacerse con un trozo de barandilla. El método que se utilizará aún no está definido, pero será parecido a la subasta que permitió distribuir el mobiliario del antiguo Victoria Eugenia. «Los interesados se tendrán que apuntar en una lista para poder participar en la subasta». Para atender el mayor número de peticiones, dio por sentado que los tramos de barandilla se trocearán para no tener que obligar a nadie a llevarse 5 metros de metal a casa.

Más

Fotos

Vídeos