Donostia promoverá políticas de sostenibilidad alimentaria al adherirse al Pacto de Milán

Dos hombres trabajan en su huerta del barrio donostiarra de Ibaeta.
Dos hombres trabajan en su huerta del barrio donostiarra de Ibaeta. / MIKEL FRAILE

El Ayuntamiento tiene previsto aprobar el martes su inclusión en este protocolo que firman 144 países

DANI SORIAZU SAN SEBASTIÁN.

Donostia está a punto de formar parte del Pacto de Milán, el primer protocolo internacional en materia alimentaria que se realiza a nivel municipal y en el que están incluidas 144 ciudades de todo el mundo. El objetivo compartido de todas ellas es «trabajar para desarrollar sistemas alimentarios sostenibles, inclusivos, resilientes, seguros y diversificados, para asegurar comida sana y accesible a todos en un marco de acción basado en los derechos, con el fin de reducir los desperdicios de alimentos y preservar la biodiversidad y, al mismo tiempo, mitigar y adaptarse a los efectos de los cambios climáticos». El Ayuntamiento prevé aprobar el martes en la Junta de Gobierno local la adhesión de la capital guipuzcoana a este pacto.

Según destacó el concejal socialista de Medio Ambiente, Miguel Ángel Díez, la inclusión de San Sebastián en este protocolo responde a las políticas que ya se han venido desarrollando en la ciudad y que se seguirán fomentando, «como el uso de huertas urbanas como actividad económica y de autoconsumo o las distintas iniciativas desarrolladas con el objetivo de promocionar una alimentación más saludable». Entre ellas también se encuentra el clúster Guzti-Ona, que busca promover el producto local, establecer sinergias entre diferentes sectores, impulsar proyectos y fortalecer la competitividad empresarial.

«Pero la alimentación tiene un área de influencia mucho mayor. Tiene que ver con la salud, el medio ambiente, el bienestar social, con la economía, la restauración y y la producción local», apuntó el edil.

Lucha contra la obesidad

Díez explicó que una vez que la ciudad esté adherida al pacto se desarrollarán nuevas acciones que cumplan con este propósito, «como la promoción de dietas saludables en las escuelas, centros de atención, mercados y medios de comunicación, así como la lucha contra aquellas enfermedades asociadas a dietas inadecuadas y a la obesidad». En este sentido se pondrá especial atención en políticas encaminadas a la reducción del azúcar y el aumento del consumo de fruta, verdura y alimentos no elaborados.

San Sebastián se uniría así a un movimiento que se ha traducido en distintas experiencias realizadas en distintas ciudades como la llevada a cabo en la propia Milán, donde los alumnos de 60 colegios usuarios de los comedores escolares se llevan en una bolsa los restos no perecederos o la promoción de casi 14 hectáreas de tierras cultivables en azoteas y muros de la ciudad de París con vistas al año 2020.

Otras recomendaciones recogidas en el Pacto proponen la adopción de un enfoque ecosistémico con el fin de aumentar las oportunidades de producción agroecológica, la protección de la biodiversidad y del suelo agrícola, la adaptación a los cambios climáticos, el turismo y el tiempo libre.

En la actualidad, más de la mitad de la población mundial vive en las ciudades y las previsiones dicen que para 2050 lo harán dos terceras partes. De manera que los entornos urbanos asumen un papel protagonista en garantizar el derecho de la población mundial a una alimentación sana y sostenible.

En marcha desde 2015

El Pacto de Milán nació en octubre de 2015 con ocasión de la celebración en esta ciudad italiana de la Expo bajo el lema 'Alimentar el Planeta, Energía para la Vida'. Desde entonces diferentes ciudades se han ido sumando a los objetivos de este protocolo, entre ellas Bilbao y Vitoria y otras 12 más en el resto del Estado: Pamplona, Rivas Vaciamadrid, Madrid, Málaga, Oviedo, Valencia, Fuenlabrada, Barcelona, Las Palmas, Mahón, Zaragoza, y Villanueva de la Cañada.

EH Bildu consideró la noticia como «positiva» aunque lamentó que el anuncio llegara dos días después de que esta formación presentara una interpelación en la que pedían al gobierno municipal que no retrasase más su adhesión al Pacto de Milán. «Insistimos en la necesidad de que el alcalde Eneko Goia trate las cuestiones relacionadas con la sostenibilidad con la importancia que merecen y no se dedique a actuar a remolque de las iniciativas que los grupos políticos presentan», señalaron desde EH Bildu.

Fotos

Vídeos