Donostia Kirola declara la caducidad de la concesión del centro deportivo de Riberas

Entrada a las instalaciones deportivas de Riberas de Loiola.
Entrada a las instalaciones deportivas de Riberas de Loiola. / SARA SANTOS

Las instalaciones acumulaban deudas con el Ayuntamiento y el Patronato desde hacía años. El complejo de pádel, fútbol y sófbol será ahora tasado y saldrá de nuevo a concurso de explotación

AINGERU MUNGUÍASAN SEBASTIÁN.

Donostia Kirola ha declarado caducada la concesión del centro deportivo de Riberas de Loiola ante la acumulación de deudas contraídas con el Patronato y con el Ayuntamiento por la empresa que gestiona de forma indirecta estas instalaciones municipales. La previsión municipal es que a partir de ahora se abrirá un periodo para tasar las inversiones no amortizadas antes de sacar de nuevo a concurso el centro deportivo que, entre tanto, seguirá siendo gestionado de forma provisional por el grupo Soccer World Sports.

No es un hecho insólito, pero no es algo habitual que el Ayuntamiento o alguno de sus organismos dependientes ponga fin a una concesión de servicios. Las construcción y explotación mediante concesión fue la fórmula que utilizó el Ayuntamiento en 2008 para dar lugar a una zona deportiva en una de las últimas parcelas que quedaban por urbanizar en el barrio de Riberas de Loiola. Soccer World, por medio de la empresa Fútbol es Nuestra Vida, S.L., fue la única firma que se presentó al concurso y se hizo con el contrato. La novedad de incluir a petición municipal un campo de sófbol -el hermano pequeño del béisbol- permitió lograr una subvención de 300.000 euros del Consejo Superior de Deportes.

Las instalaciones cuentan, además de la superficie de sófbol (donde se juega también a fútbol-7), con seis campos de fútbol-5, cinco canchas de pádel, un gimnasio (construido hace 5 años), vestuarios y cafetería-restaurante.

El contrato firmado en el otoño de 2008 permitía al gestor explotar el centro durante 20 años a cambio de pagar a Donostia Kirola un canon anual que ha oscilado entre los 3.547 euros iniciales a los 17.741 euros de este año, tras las actualizaciones por el IPC y las ampliaciones autorizadas a la empresa (colocación de cubierta en las canchas de pádel y construcción de un gimnasio). La concesionaria realizó una inversión inicial de 2,5 millones de euros y ha gastado más de medio millón de euros más en los últimos años para mejorar las instalaciones, según explicaron fuentes de Donostia Kirola.

Sin embargo, la empresa no ha pagado los cánones correspondientes a los años 2015, 2016 y 2017 «a pesar de los numerosos requerimientos formales que han sido realizados», según señala un informe de Dkirola. Tras varios dictámenes municipales certificando las deudas de esta empresa con el Ayuntamiento y el Patronato, el 23 de noviembre pasado se inició el procedimiento de declaración de caducidad del contrato y, tras vencer legalmente esta vía, se inició un nuevo procedimiento el 23 de marzo de este año. Donostia Kirola reclama 53.208 euros y el Ayuntamiento 24.500 euros por no abonar tasas e impuestos (basuras, IBI, etc).

Datos

Concesión
Soccer World se adjudicó en 2008 la construcción y explotación durante 20 años del complejo deportivo de Riberas.
Deudas
Cánones de 2015, 2016 y 2017 (53.208 euros más intereses de demora) y tasas e impuestos municipales (24.500 euros).
Resolución
DKirola declara la caducidad de la concesión con el aval de la Comisión Jurídica Asesora de Euskadi.

La empresa admitió en sus alegaciones el impago de cánones y, por tanto, el incumplimiento de las cláusulas de la concesión, pero trató de justificar su comportamiento «esgrimiendo un supuesto desequilibrio económico financiero». El Consejo Rector del Patronato de Deportes rechazó la semana pasada las alegaciones de la empresa dado que la concesionaria «no ha solicitado durante los últimos años en ningún momento el restablecimiento del equilibrio económico de la concesión» y solo ha sido a raíz del inicio del expediente de finalización del contrato cuando ha planteado este argumento. Donostia Kirola señala, además, en su informe que «el eventual desequilibrio» de sus cuentas debía haber sido planteado en otro procedimiento.

El Patronato solicitó finalmente el 5 de junio a la Comisión Jurídica Asesora de Euskadi que emitiese un dictamen y la respuesta llegó el 28 de julio declarando la «procedencia de la caducidad del contrato» con esta empresa por «infracción gravísima de sus obligaciones esenciales» ante «el incumplimiento de una de las contraprestaciones básicas del contrato».

El Consejo Rector del Patronato declaró la semana pasada la caducidad de la concesión y el inicio de los trámites para incoar un expediente que determine «el justiprecio de la concesión». «Una vez acordada de mutuo acuerdo la tasación, o aprobada por el jurado provincial de expropiación, se convocará la correspondiente licitación para adjudicar nuevamente la concesión, estableciendo como tipo de licitación el resultante del expediente de justiprecio». Fuentes de Donostia Kirola señalaron que mientras se convoca el nuevo concurso, Soccer World seguirá gestionando el complejo deportivo y prestando sus servicios.

Más

Fotos

Vídeos