Donostia apuesta por un turismo «equilibrado, sostenible y de calidad» para los próximos años

Dos turistas caminan hacia la plaza de la Constitución con sus maletas. / UNANUE
Dos turistas caminan hacia la plaza de la Constitución con sus maletas. / UNANUE

La creación de la Sports Bureau para promocionar el turismo deportivo y la reapertura de Chillida Leku, entre las acciones propuestas para alargar las estancias. El Plan Director 2017-2021 aboga por gravar las pernoctaciones y controlar los apartamentos

JORGE F. MENDIOLA SAN SEBASTIÁN.

El Consejo de Administración de la Sociedad de Turismo aprobó ayer casi por unanimidad el nuevo Plan Director 2017-2021, una hoja de ruta con los objetivos de la ciudad en el capítulo turístico y las acciones a impulsar para no morir de éxito. El reto prioritario de Donostia es avanzar hacia un turismo «equilibrado, sostenible y de calidad» que no desvirtúe su esencia y singularidad.

El documento, que se ratificó con las abstenciones de EH Bildu e Irabazi, plantea una serie de acciones y medidas para consolidar la marca San Sebastián como destino turístico urbano a nivel europeo y reforzar los valores propios de la capital guipuzcoana, de modo que se garantice al mismo tiempo la calidad de vida de sus ciudadanos.

El plan aboga por un «nuevo modelo de gobernanza» y una «buena gestión de la marca» turística de San Sebastián. «Creemos necesario un modelo más participativo, abrir la reflexión sobre el turismo a los diferentes agentes económicos y sociales, involucrar a los donostiarras en la búsqueda del modelo turístico a la medida», señaló Ernesto Gasco. El concejal de Turismo apuntó que el plan orienta la estrategia de la ciudad hacia un «turismo urbano de calidad» frente al tradicional de sol y playa. Un turismo que encaje en la idiosincrasia de la ciudad. «Debemos conseguir que la esencia de San Sebastián no se desvirtúe. Más bien al contrario, es preciso reforzar la identidad de la ciudad, sus valores, su cultura... San Sebastián es la ciudad turística vasca por excelencia, abierta y cosmopolita, un referente internacional basado en su autenticidad y excelencia en el destino», declaró el portavoz del PSE.

Para ello, el Plan Director de Turismo -en cuya fase de debate han participado los agentes económicos y sociales implicados, los grupos políticos y la sociedad a través de diferentes cauces- propone la consolidación de la marca turística de la ciudad como «referencia del turismo urbano europeo», dando prioridad a los públicos objetivos y preservando tanto la imagen como el paisaje que la definen.

«Nuestros puntos fuertes, que debemos potenciar, son la tradición y la cultura, el paisaje urbano, la escala humana de la ciudad, la hospitalidad de sus gentes, la gastronomía... Una buena armonía entre estos elementos nos aportará las claves de un turismo ordenado, de calidad y alejado de fenómenos que se producen en otros lugares y que nosotros queremos evitar», subrayó Gasco.

El plan señala la necesidad de caminar de la mano del sector, de la población local para «evitar que los efectos negativos de un desarrollo descontrolado del turismo prevalezcan sobre los muchos positivos» en una ciudad de «fuerte vocación» de servicios y en la que el turismo es una «importantísima» fuente de ingresos.

Después de Barcelona, San Sebastián es el destino turístico con la rentabilidad más alta de todo el Estado, según avanzó el delegado socialista. Es el cuarto destino de turismo urbano del país y el mejor valorado entre las ciudades de menos de 200.000 habitantes.

«La definición de una estrategia de turismo en nuestra ciudad no puede abstraerse de los nuevos fenómenos que a escala mundial se están produciendo», advirtió. «La búsqueda de destinos por internet en lugar del sistema tradicional de agencia, los movimientos internacionales como el Brexit o los conflictos armados y los atentados islamistas, la importancia de las redes o la proliferación de las nuevas formas de alojamiento son elementos que están cambiando de forma significativa la programación de los viajes y vacaciones de la población mundial», concluyó Gasco.

Entre las principales medidas a implementar, figuran el traslado de la Oficina de Turismo al Ayuntamiento, la petición al Parlamento Vasco para que instaure una tasa turística, la regularización del excursionismo, la creación de una Sports Bureau que promueva el turismo deportivo, conseguir la reapertura de Chillida Leku o señalizar rutas de senderismo natural por el entorno. Todo ello orientado hacia el objetivo de alargar las estancias a 2-3 días con una oferta que combine cultura, gastronomía y comercio como atractivos.

También se pondrá en marcha una campaña de sensibilización para poner en valor los aspectos positivos del turismo en la ciudad. «Algunos movimientos o personas intentan desprestigiar o condicionar al sector. Y es importante que seamos prudentes y consecuentes con los discursos que defendemos y no demonicemos a los turistas como en otras épocas. Hay muchos puestos de trabajo en juego», recalcó Gasco.

Más

Fotos

Vídeos