Donostia aprueba la ordenanza para regular los pisos turísticos

Donostia aprueba la ordenanza para regular los pisos turísticos

La norma entrará en vigor una vez que esté publicada en el Boletín Oficial de Gipuzkoa, previsiblemente en la semana de Pascua

E. VALLEJO SAN SEBASTIÁN.

La corporación municipal de Donostia ha aprobado este jueves la ordenanza que se encargará de regular las viviendas destinadas a uso turístico en la ciudad. La aprobación de la nueva norma está garantizada con los votos favorables del gobierno municipal, formado por PNV y PSE, y que suman 16 de los 27 asientos del Pleno.

No obstante, el texto no entrará en vigor hasta que esté publicado en el Boletín Oficial de Gipuzkoa (BOG), un trámite que debería llevarse a cabo a finales de marzo, pero que al haber días festivos de por medio por la Semana Santa, se estima que la publicación finalmente coincidirá con la de Pascua (primera semana de abril).

Ahora se cumple un año y medio desde que el Ayuntamiento iniciara una reflexión en el verano de 2016 sobre el fenómeno de los pisos turísticos en la capital guipuzcoana. La irrupción de cada vez más inmuebles destinados a esta actividad económica llevó al Consistorio donostiarra a encargar un primer estudio que permitiera tener una fotografía del escenario sobre el que debían actuar. A aquel informe, le seguirían otros así, como la creación de una comisión interdepartamental dentro del Ayuntamiento, hasta que el pasado mes de octubre el Pleno votara la aprobación inicial de la nueva ordenanza.

Pero la norma que hoy se ha parobado no ha estado exenta de controversia ni de alegaciones presentadas por la ciudadanía. Mientras que una parte de la población considera que flexibiliza en exceso las restricciones que plantea el Plan General, otro sector la califica de demasiado restrictiva e injustificada.

Sea como fuere, la regulación que prevalecerá a partir de abril es aquella que declara la Parte Vieja como zona saturada; el Centro, Gros y partes de Amara, Egia y el Antiguo como área de alta demanda, donde los pisos turísticos deberán estar en el primer piso sin exceder los 250 m2 de actividades económicas por edificio; y el resto de la ciudad, donde se levanta la norma del primer piso y las actividades económicas de un bloque podrán alcanzar hasta 350 m2.

Para el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, la ordenanza tiene la «virtud de haber logrado un punto de equilibrio que satisface el interés público, que es lo que nos guía como Ayuntamiento cuando abordamos esta cuestión», indicó. A partir de hoy, la capital guipuzcoana se convertirá en la primera ciudad del Estado en abordar la regulación de las viviendas destinadas a uso turístico desde el uso del suelo y de forma «tan integral», agregó el delegado de Urbanismo, Enrique Ramos, el pasado lunes tras la comisión previa a la sesión plenaria de hoy.

Tanto es así que el concejal advirtió entonces que otras ciudades como Madrid o Palma de Mallorca esperan a que la norma donostiarra salga del horno para aplicarla en sus respectivos municipios.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos