La Concha y Miracruz, lugares donde más multas se ponen a los ciclistas en Donostia

Un ciclista circula por la acera en el Boulevard, arriesgándose a una sanción de 50 euros./LOBO ALTUNA
Un ciclista circula por la acera en el Boulevard, arriesgándose a una sanción de 50 euros. / LOBO ALTUNA

El número de sanciones interpuestas a este tipo de vehículos desciende un 20%

DANI SORIAZUSAN SEBASTIÁN.

Echemos la vista atrás. El pasado mes de junio, en un sólo día, agentes de movilidad interpusieron 20 denuncias a ciclistas y la grúa se llevó seis bicicletas al depósito. Todo sucedió en el paseo de la Zurriola y por haber dejado estos vehículos candados en el mobiliario urbano y no en los aparcabicis. Los propietarios disfrutaban de una espléndida jornada de playa, ajenos a que circular en bici por la ciudad supone asumir ciertas normas, que algunos igual desconocen pero que otros se saltan a la torera.

Y así, desde enero y hasta octubre de este año ya se han interpuesto 381 sanciones a ciclistas por cometer infracciones. Lo que hace presagiar que a final de año la cifra superará las 400. Y precisamente, la de estacionar la bicicleta sujetándola al mobiliario urbano es la que se lleva la palma. Supone casi la mitad (192, incluyendo árboles) del total de multas. Le siguen de cerca las interpuestas por circular por zonas peatonales y aceras, que hasta la fecha señalada han sido 105. En tercera posición estarían las sanciones por circular con los auriculares puestos (34) y hablando con el móvil (9).

No obstante, son cifras muy inferiores a las que se han podido contabilizar en los dos años anteriores. En 2015 se alcanzaron un total de 504 sanciones y en 2016 fueron 532. En términos generales hablamos de un 20% menos. El Partido Popular quiso traer esta situación al Pleno que se celebró el pasado miércoles. En dicha sesión, el concejal de esta formación, Txema Murguiondo, presentó una moción en la que expresaba que «se puede observar una desidia constante en relación a los hábitos de determinados ciudadanos que se desplazan en bicicleta» ya que «algunos creen que pueden hacer lo que quieran y, en ocasiones, se encaran con los peatones». Por ello pedía al gobierno municipal, entre otros aspectos, que intensificara la vigilancia sobre los ciclistas.

Los datos

Cuántas
En 2015 se sancionó a 504 ciclistas, en 2016 a 532 y en hasta el 31 de octubre de 2017 a 381 (casi un 20% menos).
Dónde
La avenida Zumalakarregi y la calle Miracruz aglutinan el mayor número de multas interpuestas a ciclistas.
Las multas
Se mueven desde los 50 euros por circular por la acera hasta los 200 por hacerlo hablando por el móvil.

En este sentido, destacó que, tanto en 2015 como en 2016, sólo las sanciones por circular por la acera fueron 359 (el 70%) y 347 (el 65,2%) respectivamente, cuando las de este 2017 sólo suponen el 27,5%. «Puede interpretarse como que ha mejorado notablemente el comportamiento de los usuarios en este último año; pero puede entenderse también que se ha relajado la vigilancia o el control sobre este tipo de infracciones», apuntó Murguiondo, quien aseguró que «las quejas siguen produciéndose de forma recurrente y las situaciones de bicicletas por las aceras están en el día a día de nuestras calles».

La concejala de Movilidad, Pilar Arana, por su parte, aseguró que en ningún caso se han dado instrucciones a los agentes de movilidad y Guardia Municipal de no perseguir estas infracciones y confió en que las cifras responden, efectivamente, a que «los donostiarras se vayan concienciando». Tras la votación de la moción el gobierno municipal se comprometió a intensificar el control para evitar el uso de la bici en las aceras y para que la información relativa a la normativa que deben cumplir llegue a los usuarios de forma eficiente.

Zonas reincidentes

Si se mira las calles en las que más sanciones se han interpuesto en los últimos tres años, se puede observar que hay algunas donde los agentes de movilidad y Guardia Municipal tienen un auténtico caladero de infractores. La primera de ellas es la avenida Zumalakarregi, donde a pesar de que existe carril de bidegorri, algunos deciden salirse de la ruta marcada. «Sobre todo por la zona del ambulatorio», apunta Arana. En esta vía se multó en 2015 a 78 ciclistas (el 15,5% del total), en 2016 a 108 (el 20%) y en lo que va de año han sido bastantes menos, sólo 8 (el 2,1%).

La calle Miracruz es otro lugar que acumula multas por circular por la acera. En esta vía se contabilizaron 63 sanciones en 2015 (el 12,5%), 49 en 2016 (el 9,2%) y 33 hasta el 31 de octubre de este año (8,7%). Otros lugares donde también se cometen bastantes infracciones son la Avenida de Navarra, la calle Matia, la Avenida de la Libertad, la Avenida Satrustegi y la plaza Pinares.

El hincapié que desde Movilidad se ha hecho este año -especialmente en verano- para perseguir a aquellos ciclistas que infringen las normas en lo relativo al estacionamiento de las bicis también se ve reflejado en las estadísticas. Sobre todo en el entorno de las playas. En el paseo de La Concha se interpusieron 83 denuncias (el 22% del total). Muchas de ellas por haber dejado el vehículo anclado a la barandilla. En la Zurriola se han contabilizado 25 multas (6,5% del total) y en Ondarreta también se pusieron otras 6.

El coste de las sanciones varía. Así, circular por la acera o la falta de iluminación y timbre se consideran infracciones leves y el importe a pagar es de 50 euros. Por su parte, circular con auriculares y hablar por el móvil se considera grave y la sanción asciende a 200 euros.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos