«Estábamos en quirófano cuando hemos visto humo», relata un trabajador de Onkologikoa

Los bomberos en el exterior de Onkologikoa./DV
Los bomberos en el exterior de Onkologikoa. / DV

Susto en el hospital Onkologikoa por un pequeño incendio en la azotea. «Ha sido todo muy rápido»

AINHOA IGLESIAS y ESTRELLA VALLEJO

Un pequeño fuego que se ha desatado poco después de las diez y diez de la mañana en la azotea del hospital Onkologikoa de San Sebastián ha provocado que parte de las personas que en ese momento se encontraban en el centro tuvieran que abandonar el edificio. «Estaba trabajando en el laboratorio cuando de pronto nos han avisado de que teníamos que abandonar las instalaciones», informa uno de los profesionales del centro. «Al principio nadie sabía muy bien qué pasaba. Hemos visto a los bomberos y distintos servicios de emergencias. Luego alguien ha comentado que había ardido algún conducto de calefacción o alguna máquina que hay en el tejado», explica. Por suerte «todo ha sido muy rápido y eficaz. El edificio es bastante moderno, por lo que cuenta con múltiples medidas en caso de incendio. En menos de una hora estaba controlado y hemos podido volver dentro».

En estos mismo términos se ha pronunciado Onkologikoa a través de su cuenta de Twitter. «Ha sido solo un susto. Afortunadamente todo el sistema de prevención ha funcionado perfectamente», ha subrayado.

DV

A otro de los empleados el incidente le ha pillado «en quirófano». Reconoce que «cuando se han cerrado las puertas de seguridad pensábamos que era un simulacro, pero entonces hemos visto humo y ya nos hemos dado cuenta de que era real». A pesar de todo, el equipo que en ese momento estaba operando ha mantenido la calma y ha finalizado con éxito la intervención. «Después de terminar, entonces sí, hemos salido a la calle. Al poco tiempo ya nos han dicho que podíamos regresar».

Soldando una caldera

Según han informado los Bomberos de San Sebastián, un operario se encontraba «soldando» en la sala de calderas, situada en la azotea del edificio, cuando una chispa «ha alcanzado el aislante de la propia caldera que es de poliespan y al cabo de un rato ha empezado a arder» , explica Mikel Sukunza, jefe de guardia y responsable del segundo turno del parque donostiarra.

Siete minutos después de recibir el aviso, a las 10.19 horas de la mañana, los ocho miembros del cuerpo ya estaban personados en el lugar, aunque según ha indicado Sukunza, el fuego ya había sido sofocado con un extintor por personal del centro sanitario. «Hemos echado un poco de agua para refrigerar el cuarto de calderas y hemos utilizado un ventilador eléctrico para sacar el humo acumulado más rápido», ha matizado.

El jefe del servicio reconoce que la dimensión de la estancia, que supera los 200 metros cuadrados, y la situación que podía generarse en el interior ha despertado en un inicio cierta cautela, sin embargo, nada más llegar han advertido a los servicios médicos que el fuego «estaba controlado» y que no era necesario evacuar a los pacientes ingresados. Así, sobre las once de la mañana Onkologikoa ha podido recuperar su actividad normal tras darse por extinguido el incendio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos