Denuncian la aprobación inicial de un «pelotazo urbanístico» en el monte Ulía

La parcela está ubicada junto a la travesía de Rodil, en los terrenos del antiguo restaurante Rodil

EUROPA PRESSSan Sebastián

La Asociación de Vecinos de Ulía ha denunciado este lunes "el pelotazo urbanístico" que se pretende llevar a cabo en una parcela de 5.900 metros cuadrados de la falda de este monte de San Sebastián y ha exigido al Ayuntamiento que deje sin efecto el plan especial que ha aprobado con carácter inicial para ese ámbito.

Los portavoces de esa asociación vecinal Félix Soto e Iñaki Otero han informado en una rueda de prensa de que han presentado un escrito de alegaciones contra la aprobación inicial, por parte del gobierno municipal, del Plan Especial de Ordenación Urbana del Subámbito urbanístico "AU.O1.2.Rodil", parcela ubicada junto a la travesía de Rodil, en los terrenos del antiguo restaurante Rodil.

Según han asegurado, una sociedad dependiente de la entidad bancaria Kutxabank es la titular de la promotora inmobiliaria que prevé construir en dicha parcela un total de 47 viviendas, 38 de ellas de precio libre dentro de una urbanización privada con piscina y las 9 restantes, de VPO, en "un apartheid residencial" situado en un vértice de la misma.

Edificaciones de 18 metros de altura

El texto de alegaciones precisa que el proyecto prevé edificaciones con tres plantas de aparcamiento "semisubterráneas" y cinco sobre rasante -un semisótano y tres niveles, más un ático, en altura para viviendas-, conjunto que alcanzará los 18 metros de altura y "una cota de 68", superior a la zona más alta de la parcela y también a la del vial de la Travesía de Rodil, que discurre a lo largo de la parcela en cotas que oscilan entre los 40 y 43 metros.

El escrito de la Asociación de Vecinos de Ulía denuncia que el proyecto otorga a la futura urbanización "una visibilidad total desde y sobre la ciudad", lo que provocará "un impacto inasumible sobre el paisaje".

Califica también de "auténtica temeridad" que el planeamiento especial no corrija la escasa anchura de la carretera de Rodil, que ya es de única dirección, "no alcanza los mínimos exigidos" y deberá soportar mayor tráfico con los futuros residentes.

Las alegaciones indican además que el proyecto incumple los estándares dotacionales previstos, en cuanto a zonas verdes y espacios libres, y los ubica en 460 metros cuadrados de locales en el edificio destinado a viviendas de promoción pública.

«Incomprensible»

Los denunciantes consideran "incomprensible" que ese plan especial haya sido aprobado inicialmente y afirman que "ignora los criterios y objetivos" del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) sobre protección y valoración paisajística, en una zona de "particular fragilidad", como esa de Ulía que forma parte de "la fachada verde visual" hacia el mar de la capital donostiarra.

Los representantes del vecindario piden por tanto al Ayuntamiento que "deje sin efecto" dicho plan y redacte otro que cumpla el objetivo de "preservar el paisaje", atienda las directrices del PGOU y respete "las exigencias dotacionales públicas", además de incorporar un estudio de impacto ambiental sobre el proyecto.

Fotos

Vídeos