Dbus pierde 80.000 viajeros en las líneas de Altza desde la llegada del metro al barrio

La edil de Movilidad, Pilar Arana (PNV), apunta que en total la compañía ganó 41.710 usuarios en el primer semestre

DANI SORIAZUSAN SEBASTIÁN.

Las líneas 13, 24 y 27 de Dbus, que cubren el barrio de Altza, han perdido durante el primer semestre de este 2017 cerca de 80.000 viajeros -en comparación con el mismo periodo de 2016- como consecuencia de la apertura de la nueva estación del Metro de Donostialdea en este barrio el 12 de septiembre. La caída es ligeramente superior a la del número de usuarios que se han pasado directamente al suburbano, que han sido 72.000 en los seis primeros meses del año. Según explica la concejala de Movilidad, Pilar Arana, la cifra es coherente con las previsiones que manejaba la compañía.

No obstante, en líneas generales, Dbus ha incrementado en 41.710 el número de viajeros en este primer semestre, alcanzando en total los 13.940.304 viajes. Todo ello en un contexto menos favorable para la compañía ya que, además del metro, el año pasado hubo un día más de servicio y en febrero se inauguró la nueva estación de autobuses de Atotxa, que también ha supuesto la pérdida de unos 14.000 viajes por el trasvase de antiguos usuarios de las líneas 17, 21, 24, 26, 27, 28 y 27 a otras líneas. Ahora bien, ello ha beneficiado al servicio número 45 (Estaciones Renfe-Bus-Antiguo-Aiete), que ha captado 45.000 viajeros con origen o destino a la nueva estación.

El informe semestral que elabora la compañía también señala que las líneas que dan servicio al Antiguo, Berio, Ibaeta e Igara (líneas 5, 25, 33, 40, 43, 45) continúan experimentando crecimiento en sus niveles de uso, con más de 9.000 viajeros adicionales. En la zona este, por su parte, la variación más significativa se ha producido en en las líneas de la zona de Egia e Intxaurrondo (8, 9, 29, 42), donde se han contabilizado 6.500 viajes más, y de la línea 14-Bidebieta, con más de 5.400 trayectos adicionales.

En Aiete los servicios de los números 18, 19, 23, 31, 32 y 45 también han seguido una senda ascendente, tras las mejoras realizadas durante el año pasado. Han sumado entre todas 57.000 viajes nuevos. En este sentido, desde Dbus destacan que las líneas de Lurraldebus han experimentado un descenso de 28.000 viajes urbanos captados en San Sebastián. Esta caída se ha registrado fundamentalmente en la línea interurbana G-1 que une Hernani con Donostia a través del eje Oriamendi-Aiete. Asimismo, se constata que se ha producido un trasvase de viajeros de la línea 31 a las líneas 17 y 19.

Entre el resto del análisis elaborado por la compañía, se resalta que la línea 41-Gros-Egia-Martutene ha tenido un incremento de unos 4.000 viajes, que suponen recuperar los niveles de utilización anteriores a las obras de Martutene. La línea 16-Igeldo continua su constante crecimiento registrando 4.500 viajes adicionales. Y por último, presta especial atención al importe incremento del servicio a la demanda del TB6-Taxibus Ulia, que ha registrado un incremento de 4.000 viajes adicionales, triplicando su utilización.

A la cabeza

Con estos datos, y en comparación con otras ciudades, San Sebastián continúa a la cabeza en la utilización del autobús, con más de 171 viajes por habitante y año. La línea más utilizada en el primer semestre de 2017 ha sido la línea 28 Amara-Hospitales, seguida de la línea 13 Altza y la línea 5 Benta-Berri.

El día de mayor utilización del autobús en estos primeros seis meses del año fue el 19 de enero (víspera de San Sebastián) con 114.941 viajes, seguido del 7 de febrero con 94.437 viajes y del 1 de marzo con 94.094 viajes registrados. Estas dos jornadas contaron con paros en los servicios de Euskotren por la huelga de maquinistas.

Por su parte, los servicios nocturnos han registrado 81.051 viajes en el primer semestre de 2017, cifra muy similar a la del semestre del año anterior (81.365 viajes). La línea nocturna más utilizada ha sido la B4 Amara-Martutene.

El 92,53% de los viajes registrados durante el primer semestre se han realizado utilizando las distintas tarjetas de transporte (Lurraldebus, Mugi, SS-Card y Bat/Barik). Sólo el 7,47% se han realizado abonando el pago en efectivo. Es la primera vez que el pago en efectivo se sitúa por debajo del 8%.

13.940.304 viajes
han sido realizados durante el primer semestre de 2017, con un incremento de 41.710 con respecto al mismo periodo de 2016.
28, la línea más utilizada
La conexión Amara-Hospitales se coloca en primer lugar seguida de la línea 13 (Altza) y 5 (Benta-Berri).
92,53% paga con tarjeta transporte,
como Lurraldebus o Mugi. Es la primera vez que el pago en efectivo se sitúa por debajo del 8%.

Fotos

Vídeos