Cuatro nuevos vehículos eléctricos municipales

Gurpegui y Gasco, junto a los nuevos vehículos eléctricos. / A.M.
Gurpegui y Gasco, junto a los nuevos vehículos eléctricos. / A.M.

Un 13% de la flota del Ayuntamiento es ya de propulsión limpia gracias a esta adquisición financiada por la UE

A. M. SAN SEBASTIÁN.

El Ayuntamiento, con financiación del programa europeo 'Replicate', acaba de adquirir cuatro nuevos vehículos eléctricos, lo que eleva su porcentaje de vehículos limpios hasta un 13%. Sin embargo, si se tienen en cuenta los vehículos de la Guardia Municipal, Donostibus, dBizi y los del servicio de limpieza de FCC, la proporción se elevaría hasta un 40%.

Los nuevos vehículos fueron presentados ayer en Alderdi Eder por el concejal de Fomento, Ernesto Gasco, y el de Ecología y Espacios Públicos, Alfonso Gurpegui, quienes explicaron que la operación se enmarca «en toda una batería de acciones que se llevan a cabo en la ciudad con el objetivo de fomentar la sostenibilidad, impulsada y financiada gracias al proyecto europeo 'Replicate'». Los tres vehículos Citröen C-Zero (20.000 euros cada uno) se destinarán al Departamento de Mantenimiento Urbano y el vehículo Kia Soul (25.000 euros) se utilizará para el traslado de los concejales. La inclusión de San Sebastián en este proyecto europeo junto a ciudades como Bristol y Florencia ha permitido también la compra de cuatro autobuses híbridos y eléctricos por parte de Donostibus. Además, los concejales señalaron que próximamente «la ciudad contará con seis motos eléctricas para los agentes de tráfico». Las estrategia de apostar por la eficiencia energética y los transportes menos contaminantes ha llevado a que Donostia disponga en la actualidad de más de 225 vehículos híbridos o eléctricos (incluidas las 125 bicis de dBizi), entre los que figuran 37 vehículos del servicios de limpieza , 23 autobuses de Dbus y 24 vehículos de la Guardia municipal.

Gasco recordó que gracias al 'Replicate' el futuro barrio de Txomin Enea será abastecido energéticamente mediante el District Heating, una central de calefacción para todo el barrio mediante dos calderas de biomasa que permitirá una reducción de los consumos de un 35% y un ahorro de emisiones de CO2 del 85%. «Todo ello nos colocará a la vanguardia de la eficiencia energética y las TIC's mediante esta iniciativa 'smart city'», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos