La corporación vuelve a pedir que se cree una tasa turística

El alcalde, Eneko Goia, con Amaia Martín, de Irabazi.
El alcalde, Eneko Goia, con Amaia Martín, de Irabazi. / FRAILE

Apoyo unánime a una enmienda de Irabazi para urgir al Parlamento Vasco a que instaure este canon a las pernoctaciones

Jorge F. Mendiola
JORGE F. MENDIOLA

El Pleno aprobó ayer por unanimidad una enmienda de Irabazi para instar al Parlamento Vasco a que «lleve a cabo, a la mayor brevedad posible, las modificaciones normativas fiscales necesarias para que los ayuntamientos puedan establecer y recaudar una tasa sobre las pernoctaciones turísticas».

A pesar de que todos los grupos municipales votaron a favor de la iniciativa, las posturas no fueron tan próximas en el debate sobre los efectos del turismo y el auge de los pisos de alquiler vacacional. El concejal de Irabazi Loïc Alejandro aportó datos de la plataforma Airbnb, líder del sector, que cifran en «más de 1.500» las viviendas de uso turístico existentes en la ciudad, «un 89% del mercado de alquiler».

«Por cada alojamiento ilegal de este tipo que se clausura, aparecen otros cinco en la web», advirtió Alejandro, quien solicitó que «se quintupliquen» los medios humanos y materiales que el departamento de Urbanismo dedica a perseguir a los infractores.

EH Bildu criticó por su parte que la nueva ordenanza que prepara el gobierno municipal «propone extender el problema que sufren Parte Vieja, Centro y Gros al resto de barrios». El abertzale Ricardo Burutaran puso el foco en el «crecimiento desaforado» de este tipo de alojamientos y aseguró que «se está haciendo imposible vivir en Donostia», por lo que exigió una «solución urgente».

Estrategia compartida con la Diputación para cada municipio

EH Bildu logró sacar adelante en el Pleno de ayer una moción de control por la que se solicita a la Diputación que desarrolle «en colaboración con los ayuntamientos de Gipuzkoa» un plan estratégico de turismo, que la formación abertzale entiende que «debe reflejar la realidad de cada municipio porque la presión turística no es igual». PNV-PSE incorporaron una enmienda de sustitución al texto aprobado para ampliar al Gobierno Vasco la participación en este proceso con el objetivo de «crear sinergias entre instituciones», según explicó el concejal jeltzale Juanra Viles.

La popular Miren Albistur se mostró partidaria de «regular» este fenómeno «con una normativa adecuada a 2017 y no con el Plan General de 2010», cuando esta fórmula de alquiler para estancias cortas no se había generalizado aún. «Una cosa es la percepción y otra, la realidad. Estamos generando una alarma innecesaria», argumentó la portavoz del PP, partido que ya en 2013 promovía la creación de un gravamen a las pernoctaciones.

El socialista Ernesto Gasco afeó a EH Bildu sus denuncias sobre la saturación de algunas zonas «cuando durante su mandato vendieron un edificio público en Lasala para hacer un hotel». «Hablan de impresiones y opiniones, pero no ofrecen datos. El objetivo prioritario del Ayuntamiento es la calidad del destino, no seguir creciendo», concluyó el delegado del ramo.

El alcalde, Eneko Goia, subrayó por su parte que el ejecutivo local «ha dado los pasos necesarios en el momento adecuado para analizar la situación y buscar la mejor solución» a la proliferación de los apartamentos turísticos.

Fotos

Vídeos