La conexión ciclista entre Loiola y Txomin Enea será una realidad en primavera

Ciclistas por la acera del paseo de Antzieta junto a Txomin. / MICHELENA
Ciclistas por la acera del paseo de Antzieta junto a Txomin. / MICHELENA

El concejal del PSE Díez anuncia una inversión de 600.000 euros para crear una acera de 4,2 metros con bidegorri

JORGE F. MENDIOLA SAN SEBASTIÁN.

La futura conexión ciclista entre Loiola y Txomin Enea recibirá hoy el espaldarazo definitivo de la Junta de Gobierno Local y será una realidad dentro de unos meses. El proceso de licitación de las obras se pondrá en marcha de inmediato, de manera que el bidegorri pueda entrar en servicio durante la primavera de 2018, según las previsiones del departamento de Vías Públicas del Ayuntamiento donostiarra.

Con un presupuesto estimado máximo sin IVA de 600.000 euros, los trabajos permitirán crear una acera de 4,2 metros con carril para bicicletas a lo largo de los 350 metros lineales que separan el puente de los cuarteles y el barrio de Txomin Enea por el paseo de An-tzieta, en el lado del río.

El concejal del PSE Miguel Ángel Díez explica que la nueva acera de convivencia reservará 2 metros de anchura para la vía ciclista y el resto, para los peatones. Para esta ampliación será necesario ocupar espacio de la carretera en algunos tramos, en otros se ganará terreno hacia el Urumea y en los menos no habrá que hacer nada porque la acera ya tiene la anchura mínima deseada. En este último escenario bastará con sustituir el alumbrado y colocar nueva barandilla igual a la del resto del ámbito.

Tal y como se recoge en la memoria del proyecto y «con la intención de respetar y aprovechar al máximo» el tramo de acera que ya cuenta con más de 4,20 metros de anchura, se plantea una pavimentación con aglomerado asfáltico para todo el camino.

Las futuras luminarias, de ocho metros de altura, funcionarán con bombillas LED y el drenaje de aguas pluviales se acometerá con salidas directas al Urumea en diferentes puntos del recorrido desde los sumideros de la carretera.

Estructura de troncos

Para los tramos en los que la ampliación de acera se debe materializar hacia el cauce del río y el actual talud de ribera no permite apoyo suficientemente firme, se ha optado por construir una pequeña empalizada de troncos que sujetará un relleno de tierra vegetal.

Aunque habrá puntos en los que se gane espacio a la calzada, localizados sobre todo en las proximidades de Txomin Enea, se mantendrán los dos carriles de circulación, uno en cada sentido, desde Loiola hasta Martutene.

El delegado socialista calcula que los trámites para adjudicar el contrato de ejecución pueden prolongarse hasta los tres meses, por lo que los trabajos sobre el terreno no arrancarán hasta diciembre o enero. Las obras tendrán una duración de casi cuatro meses.

Fotos

Vídeos