Condenan al Club Fortuna a pagar un recargo de prestaciones por enfermedad profesional

El trabajador padece una epicondilitis en codo reconocida como enfermedad profesional

EL DIARIO VASCO

El Juzgado de lo Social número 1 de San Sebastián ha emitido una sentencia por la que condena al Club Deportivo Fortuna a pagar un recargo del 30% de todas las prestaciones a un trabajador del centro que padece una epicondilitis en codo reconocida como enfermedad profesional, «debido a las condiciones de trabajo en ese centro y a la ausencia de medidas preventivas que la empresa tenía que haber implantado y no implantó», según ha informado el sindicato CCOO.

En un comunicado, CCOO ha recordado que la Seguridad Social «ya impuso en su día el recargo del 30% al Club Deportivo Fortuna, acudiendo para intentar evitar el pago la citada empresa a los tribunales, que finalmente vuelven a dar la razón al trabajador».

Según ha indicado, F.V.E. causó baja por enfermedad común en marzo de 2014 por una epicondilitis en codo derecho, como resultado de la continúa manipulación de cargas y las posturas forzadas, especialmente con pistola hidrolimpiadora.

«Tras más de un año de baja, habiendo sido despedido, pendiente de otra intervención quirúrgica y con las prestaciones de desempleo agotadas, CCOO consiguió que se le reconociera una incapacidad permanente total por enfermedad común», ha indicado el sindicato, que ha añadido que, posteriormente y mediante sentencia judicial, también consiguió que «la incapacidad fuese reconocida como enfermedad profesional».

Según CCOO, la empresa «recogía en su evaluación de riesgos la necesidad de realizar un estudio ergonómico y reconocimientos médicos que permitiesen la detección precoz de dolencias de este tipo«. »La sentencia incide en el hecho de que no se realizó el estudio ergonómico hasta febrero de 2017 y en que sólo constan dos certificados de aptitud derivados de reconocimientos médicos en 2009 y 2011 que consideran apto al trabajador y que todo esto conlleva no sólo la inobservancia de las normas de prevención de seguridad y salud laboral, sino la causa de la enfermedad profesional declarada«, ha indicado.

Además, el fallo judicial también considera que la inexistencia del estudio ergonómico «impidió evaluar adecuada y concretamente los riesgos y adoptar tras su identificación las medidas oportunas».

El responsable de salud laboral de CCOO de Euskadi, Alfonso Ríos, ha exigido a las empresas en general y al Club Deportivo Fortuna en particular que «no dilaten mediante recursos judiciales el pago de los recargos de prestaciones».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos