Condenado en Donostia por maltratar a su novia para lograr su «sumisión permanente»

El procesado ejerció «violencia psíquica y física de forma habitual en forma de insultos e improperios, llegando a controlar sus relaciones sociales así como su vestimenta»

EFE

Un hombre sido condenado a un año y nueve meses de cárcel por maltratar a su pareja física y psicológicamente "de forma habitual", mediante "violencia", insultos, control social y de su vestimenta, "angustia" y "miedo" hasta provocarle "un estado de sumisión permanente".

Según la sentencia del caso, a la que ha tenido acceso EFE, el procesado mantuvo una relación sentimental con su víctima desde mayo de 2015 hasta julio de 2016, período en el que la pareja residió en varios domicilios de distintos barrios de San Sebastián.

La resolución explica que durante la relación el procesado ejerció "violencia psíquica y física de forma habitual en forma de insultos e improperios, llegando a controlar sus relaciones sociales así como su vestimenta".

El texto judicial aclara que, "con el ánimo de quebrantar la tranquilidad" de la mujer a lo largo de la convivencia sentimental, el encausado "creó un ambiente de angustia y miedo por su trato violento" en el que "sometió a su pareja a continuas vejaciones e insultos, provocando un estado de sumisión permanente".

En este contexto, "con ánimo de humillarla y amedrentarla", se dirigía a ella con frases como: "Quieres dejarme para ser la guarra de antes y vestir con pantalones cortos"; "Te quieres tirar a todos"; "Yo te he hecho mujer y si sigues así la vas a cagar"; "No te puedes maquillar, estás horrorosa" y "Si te pones 'shorts' no salgo contigo a la calle".

Violencia en plena calle

La sentencia relata algunos episodios concretos de maltrato como cuando, en diciembre de 2015, el hombre, de nacionalidad marroquí, agarró fuertemente del pelo a la perjudicada y le arañó la cara, mientras que pocas fechas después "la cogió violentamente del cuello".

En otra ocasión, la madrugada del 27 de febrero de 2016, la pareja mantuvo una discusión en la Parte Vieja de San Sebastián, durante la que el hombre "enganchó fuertemente del brazo" a su víctima y "le propinó un golpe en la nariz", tras lo que, ya una vez en el domicilio, le pegó en la cara y le arañó el cuello.

Tres meses más tarde, propinó una patada a la mujer al descubrirla en el Boulevard acompañada de unos amigos y, cuando llegaron a su vivienda, le golpeó en la cara y en un ojo.

La resolución indica que la perjudicada presenta "elementos psicosociales compatibles con una relación de asimetría y control propia de una situación de violencia de género".

Durante el juicio por estos hechos, el inculpado se mostró conforme con la pena que solicitó la Fiscalía, por lo que ahora ha sido condenado a un año y nueve meses de cárcel como responsable de un delito de maltrato habitual, así como a cinco días de localización permanente por una falta de vejaciones, y a 224 días de trabajos en beneficio de la comunidad por cuatro delitos de maltrato no habitual.

La sentencia impide asimismo al hombre comunicarse y aproximarse a la afectada durante nueve años, aunque le suspende el cumplimiento de la pena de prisión con la condición de que no vuelva a cometer delito alguno en los próximos dos años.

Fotos

Vídeos