Completan el cubrimiento provisional del amianto junto al colegio de Altza

Terrenos tratados por el Gobierno Vasco en el entorno del colegio Oleta de Altza.
Terrenos tratados por el Gobierno Vasco en el entorno del colegio Oleta de Altza. / ARIZMENDI

El Gobierno Vasco culmina los trabajos de inertización para garantizar la seguridad de los alumnos en el inicio del curso escolar

JORGE F. MENDIOLA SAN SEBASTIÁN.

Los padres de los alumnos del colegio Oleta de Altza podrán mandar hoy a sus hijos a clase sin miedo al amianto. El Gobierno Vasco completó ayer el sellado provisional del entorno del centro, área considerada de mayor riesgo por ser el emplazamiento del antiguo vertedero de Fibrocementos Vascos, fuente de la contaminación de los suelos del barrio.

Con el objetivo de que los trabajos estuvieran finalizados antes del comienzo del curso escolar y pese a la complejidad de los mismos y el escaso tiempo disponible, el departamento de Medio Ambiente redactó el proyecto de cubrimiento en un tiempo récord y lo adjudicó por el procedimiento de urgencia.

El primer paso ha sido despejar y desbrozar la zona, que presentaba bastante matorral y algo de arbolado. Por cuestiones de seguridad y para evitar entrar en contacto con el terreno, se ha habilitado un vial alrededor del parking del polideportivo desde el que abordar las labores de limpieza de vegetación, no sin antes humedecer la superficie para impedir que las fibras de asbesto pudieran dispersarse durante la ejecución.

El Ayuntamiento debe acometer ahora la solución definitiva en las zonas contaminadas

Después se ha realizado un primer vertido de material para igualar el entorno y aumentar la capacidad de cobertura. Este aporte cubre también los tocones de los árboles talados, que han sido tapados con una lámina de alta resistencia para evitar su crecimiento sin recurrir a pesticidas. El material utilizado en el relleno está compuesto de residuos de construcción y demolición valorizados.

Para cubrir el área afectada se ha optado por una capa geotextil fabricada a base de polipropileno -un polímero muy resistente-, para finalmente inertizarla con otro depósito de material reciclado que asegura la estabilidad de la lámina sobre el talud existente junto a las pistas deportivas del colegio ante las afecciones que puedan provocar el viento o la lluvia.

Calidad del aire

Según explican desde el departamento de Medio Ambiente, todos los trabajos se han completado bajo las «máximas condiciones de seguridad» fijadas en la legislación de salud laboral ante la presencia de amianto y han sido revisadas y aprobadas por Osalan y la autoridad laboral. Durante el tiempo que han durado las obras se ha activado el plan de vigilancia de la presencia de fibras de amianto en el aire, arrojando todas las mediciones resultado negativo.

Esta intervención provisional y subsidiaria del Gobierno Vasco dará paso a la ejecución de las medidas definitivas a implementar por el Ayuntamiento no solo en el entorno del colegio, sino en las tres parcelas afectadas y que deberán ser validadas por el propio departamento que encabeza el socialista Iñaki Arriola.

Para mayor tranquilidad de los altzatarras, Salud presentó el pasado julio un estudio epidemiológico que no halla indicios de una mayor incidencia de la mortalidad asociada al amianto en el barrio. Ninguna de las enfermedades que se consideran directamente relacionadas con el asbesto ha provocado más muertes en esta zona en comparación con el resto de la ciudad y del País Vasco.

Fotos

Vídeos