El comercio se hace fuerte en lo Viejo

La calle Narrika concentra negocios de distinto tipo./
La calle Narrika concentra negocios de distinto tipo.

El 90% de los locales del barrio están activos y la mayoría son establecimientos minoristas

DANI SORIAZUSAN SEBASTIÁN

. La actividad comercial de la Parte Vieja vive en la actualidad uno de sus mejores momentos. Se puede comprobar a cada paso que se da por sus calles, en las que se aglutinan cientos de establecimientos, cuya oferta va más allá de los hoteles y las tiendas de souvenirs. Locales de alimentación, pastelerías, floristerias y un largo etcétera de negocios del pequeño comercio atraen a los miles de donostiarras y visitantes que pasan por aquí y que animan el consumo en la zona, permitiendo que en la actualidad el 90% de los locales censados en este barrio estén abiertos.

Así lo constata un informe de la concejalía de Impulso Económico, elaborado por la Sociedad de Fomento, en el que se pone de relieve la importante presencia del parque terciario en este barrio donostiarra. Según el documento, en la actualidad hay un total de 720 establecimientos abiertos en la Parte Vieja, de un total de 804, que desempeñan algún tipo de actividad económica. De los otros 84, seis están inactivos o cerrados temporalmente y 78 cerrados de forma definitiva.

La cifra

720
Es el número de establecimientos abiertos que desempeñan algún tipo de actividad económica en la Parte Vieja. Supone el 90% del total de locales (804).

Y aunque se pudiera llegar a pensar que este barrio tiene una clara vocación y apuesta hostelera, lo cierto es que el análisis por sectores llevado a cabo en este informe demuestra que en el conjunto de la Parte Vieja se da una mayor presencia del comercio minorista. Así, el 42% de los locales activos (301 establecimientos) se corresponden con establecimientos comerciales de este tipo. El 35% correspondería al sector hostelero y de alojamiento (207 establecimientos hosteleros y 47 alojamientos), y el 23% restante con establecimientos del sector servicios (165 establecimientos).

«Las cifras demuestran la vitalidad comercial del barrio, que no depende de un único sector»

En el mercado de La Bretxa se concentra cerca del 20% del comercio minorista del barrio

La investigación no se queda ahí. De la misma también se desprenden conclusiones como que tres cuartas partes de los comercios minoristas (222 establecimientos) del barrio se aglutinan en sólo 10 calles, entre las que destacan la plaza de La Bretxa (19,6%), arterias principales de acceso al barrio como Narrika (9,3%), San Jerónimo (9,0%), y calle Mayor (8,0%) y otras como Fermín Calbetón (6,3%), 31 de Agosto (4,7%), Aldamar (4,7%), Boulevard-Ijentea (4,3%) y Puerto (4,3%).

Oferta heterogénea

«Estas cifras demuestran la vitalidad comercial de la Parte Vieja, cuya fortaleza es sin duda la heterogeneidad de la oferta, que el barrio no depende de un único sector o especialización», explica el concejal socialista de Impulso Económico Ernesto Gasco. El informe así lo demuestra. Por ramas de actividad destaca la presencia del comercio vinculado al equipamiento personal y complementos con 115 comercios, lo cual supone el 34,4% del comercio de la Parte Vieja. Le sigue la rama de la alimentación, con 95 comercios que representan el 28,4% del comercio minorista de la zona. Le sigue la actividad de perfil turístico de venta de souvenirs (36 establecimientos, 10,8%), equipamiento del hogar (21 establecimientos, 6,3%) y ocio y cultura (12 establecimientos, 3,6%).

A su vez, dentro de la rama de equipamiento de la persona y complementos, se evidencia una importante diversidad, siendo la rama de complementos la más extendida (28%), seguida por moda mujer (24,5%), moda masculina (13%), moda joven (11%), calzado (11%), moda infantil (6%), y equipamiento deportivo (3%).

Asimismo, en el caso de la alimentación, la actividad se desagrega entre las subramas de carnicería y charcutería (21%), pescadería y mariscos (13%), gourmet (12%), Autoservicio/supermercado (11%) y frutería y verdulería (11%). Por su parte, en el caso del equipamiento del hogar, un tercio de los establecimientos orientan su actividad hacia la decoración y arte, un 16,7% comercializa 'descanso' y un 8,3% efectúa venta de muebles.

«Se trata de un parque comercial moderadamente innovador, en el que, además, más de la mitad de los comercios cuentan con una larga trayectoria, con algunos buques insignia de innovación localizados en la calle Mayor, la primera smart kalea de la ciudad», destaca Gasco. En este sentido, las cifras del informe apuntan que sobre el conjunto de actividades comerciales censadas, el 38% se identifica como establecimientos innovadores o modernos. Asimismo, señala que esta innovación y modernidad se desarrolla en un parque comercial de larga trayectoria (52,8%). Además, un 37% del parque comercial ocupa el espacio urbano con producto o cartelería propia.

Gran densidad

El censo de actividades de la Parte Vieja se ha efectuado sobre un total de 42 calles. Cada una de ellas con sus particularidades y su densidad comercial, si bien a la hora de hablar de locales activos en términos generales (no sólo pequeño comercio)

las 10 calles con mayor número de establecimientos activos concentran un 62% del total de locales abiertos de la Parte Vieja (445 locales).

Esta cantidad de establecimientos de vocación terciaria concentrado en un espacio de dimensiones limitadas, como es la Parte Vieja, hace que el barrio tenga ratios de densidad de la actividad que triplican los ratios de la ciudad.

Mientras, en el conjunto de la ciudad la densidad de comercio minorista se sitúa en un 15,3&permil, este ratio se triplica y se eleva hasta el 50,2&permil en la Parte Vieja. En el caso de la hostelería (servicios de hospedaje y establecimientos hosteleros) este contraste resulta mucho más evidente: el ratio de la Parte Vieja, del 42,3&permil, multiplica por 6 el ratio medio de la ciudad (7,13&permil).

Y es que hablamos de un barrio con una superficie urbana rectangular de 150.000 m2 y un perímetro de 1,5 kilómetros aproximadamente, que apenas supera los 6.000 habitantes.

Punta de lanza

El mercado de la Bretxa concentra cerca del 20% del comercio minorista de la Parte Vieja, con un parque comercial de 59 establecimientos caracterizados por una alta especialización, ya que 42 de ellos se dedican a la rama de alimentación. Y en menor medida por la presencia de la rama comercial del equipamiento de la persona y complementos (12 establecimientos), con una cierta presencia de diseñadoras locales.

El triple eje conformado por las calles paralelas Narrika, San Jerónimo y Mayor, también tienen una clara vocación comercial y también concentran un buen número de establecimientos (un 26%) según el análisis realizado en el informe.

A estas dos zonas también se suma el doble eje perpendicular conformado por Fermín Calbetón y 31 de Agosto, aunque en este caso estas calles tienen una mayor vocación hostelera, con 33 comercios minoristas frente a los 48 establecimientos hosteleros. «Resulta un parque comercial muy heterogéneo sin una vocación comercial y especialización clara», apunta el documento sobre estas calles.

Algunos datos

El comercio minorista se concentra en el 42% de los establecimientos abiertos en la Parte Vieja
En total, 301 locales. Por su parte, un 35% correspondería al sector hostelero y el 23% restante al sector servicios.
10 calles aglutinan el 75% de los comercios minoristas
Son la plaza de la Bretxa y las calles Narrika, San Jerónimo, Mayor, Fermín Calbetón, 31 de Agosto, Aldamar, Boulevar-Ijentea y Puerto.
El equipamiento personal y la alimentación son las ramas de actividad con mayor presencia entre los comercios de la Parte Vieja
Representan el 34,4% y el 28,4%. Les sigue la venta de souvenirs, equipamiento del hogar y el ocio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos