Comerciantes y hosteleros piden suspender la orden de retirada de toldos en la Parte Vieja

Los toldos proliferan en las fachadas de la Parte Vieja. / A.M.
Los toldos proliferan en las fachadas de la Parte Vieja. / A.M.

San Sebastian Shops, Federación Mercantil y Zaharrean advierten de «perjuicios innecesarios». Tres asociaciones y 62 establecimientos solicitan al Ayuntamiento una moratoria hasta que se apruebe la nueva normativa

AINGERU MUNGUÍA SAN SEBASTIÁN.

Tres asociaciones de comerciantes y sesenta negocios de la Parte Vieja, hosteleros incluidos, han reclamado formalmente al Ayuntamiento la «suspensión cautelar» de la orden que emitió el pasado mes para la retirada de los toldos de las fachadas. San Sebastian Shops, al Federación Mercantil de Gipuzkoa y Zaharrean han presentado un escrito en la administración municipal en el que explican que los parasoles han sido «tolerados» por el consistorio durante años, advierten que su eliminación puede generar «daños y perjuicios innecesarios» y recuerdan que el propio Plan Especial de Rehabilitación de la Parte Vieja (PERPV) que prohíbe las lonas va a ser próximamente modificado.

Comerciantes y hosteleros han movido ficha dos semanas después de que el Departamento de Urbanismo exigiera la retirada de los toldos. El Ayuntamiento envió el 6 de febrero un requerimiento a los titulares de 125 negocios de la Parte Vieja para que procedan a retirar estos elementos prohibidos por los artículos 69 y 70, sobre el tratamiento de las fachadas de las plantas bajas de los edificios con tercer grado de conservación, del PERPV, que textualmente dice: «Se dejarán al descubierto los elementos verticales de la estructura y no se permitirá adosar a ellos ninguna clase de elementos». La orden llega tras varios lustros en los que la administración ha dejado hacer y ha permitido una situación de hecho, denunciada por la asociación de vecinos Parte Zaharrean Bizi y ante la que se ha interesado mediante un requerimiento el Ararteko. Urbanismo ha dado dos meses de plazo para quitar los toldos y ha recordado a los empresarios las sanciones aparejadas a este incumplimiento.

En paralelo a la mano dura, el gobierno municipal mantiene contactos con todas las partes con el objetivo de arbitrar una solución lo menos traumática posible teniendo en cuenta que el Plan Especial de Rehabilitación de la Parte Vieja va a ser modificado en breve por las directrices que marcará la Declaración de Conjunto Monumental de este barrio histórico, un documento en el que trabajan conjuntamente el gobierno municipal y el Gobierno Vasco desde hace tiempo.

La Concejalía de Comercio apoya la reclamación, que tendrá que resolver Urbanismo

Ante esta situación las asociaciones de comerciantes y buena parte de los hosteleros de la Parte Vieja han dirigido al Ayuntamiento un escrito, con el apoyo de la concejalía de Comercio que dirige el portavoz socialista Ernesto Gasco, en el que exponen sus razones para una moratoria sobre la cuestión. San Sebastian Shops, la Federación Mercantil de Gipuzkoa y Zaharrean argumentan que ningún departamento municipal ha requerido hasta la fecha la retirada de los toldos a pesar de lo que dice la normativa. «En los años transcurridos desde la instalación de los toldos», señalan en el escrito, «ninguna de las empresas ha recibido requerimiento alguno por parte de ningún departamento municipal para hacer efectivo el mencionado artículo 70 del PERPV», una «actitud pasiva» por parte de la administración que ha dado pie a los empresarios a entender que «se trataba de una acción tolerada y amparada por el propio Ayuntamiento, al no haberse manifestado en su contra y, por tanto, consolidada con el transcurso de los años»

«Retirada inmediata»

Los comerciantes y hosteleros recuerdan la voluntad del Ayuntamiento de «adecuar» la normativa actualmente vigente «a las nuevas tendencias, necesidades y demandas de empresarios, consumidores y vecinos», y advierten que, en tanto esta no se modifique, «la retirada inmediata de los toldos puede generar una situación de daños y perjuicios innecesarios para los empresarios afectados». Los titulares de los negocios creen que no tiene sentido que ahora se les obligue a la eliminación estos elementos cuando «una vez modificado el PERPV pueden encontrar una nueva normativa que legalice la situación y permita su instalación». Por todo ello, las entidades que encabezan el escrito y las 62 empresas que lo suscriben solicitan al Ayuntamiento «la suspensión cautelar de la resolución emitida» en tanto «no se proceda a la modificación del Plan Especial de Rehabilitación de la Parte Vieja, a fin de adecuar la realidad de este ámbito urbanístico a la nueva normativa que legalice la situación».

El concejal de Comercio, Turismo e Impulso Económico, Ernesto Gasco, consideró que el escrito «es correcto y lo apoyamos porque está fundamentado. Tiene toda lógica que pidan una suspensión cautelar de la orden hasta que no se conozcan las condiciones que en el futuro regirán la cuestión. Los toldos quizá tengan que tener unos criterios y dimensiones claras y concretas pero hay que ser sensibles a los argumentos de un sector que genera miles de empleos».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos