El Coavn advierte de los riesgos del «exceso de celo» en la protección del patrimonio

Villa en Ondarreta recientemente derruida. /Michelena
Villa en Ondarreta recientemente derruida. / Michelena

Dani Soriazu
DANI SORIAZU SAN SEBASTIÁN.

El Colegio Oficial de Arquitectos Vasco Navarro (Coavn) denunció ayer que el debate sobre la protección del patrimonio de San Sebastián «altera lo que debería ser la normal aplicación de las reglas». Asimismo advirtió de que el «exceso de celo» en esta materia «nos hará caer en el inmovilismo». En una nota enviada a los medios, la institución señala que «cada vez que se intenta intervenir se produce una oposición al cambio que convierte cada edificio en una guerra de trincheras», lo cual, en su opinión, se traduce en la «obligación de defender y justificar la legitimidad» de la labor de los arquitectos. En este sentido, asegura que tanto promotores como la Administración «reciben presiones para no desarrollar aquello que le autoriza la legalidad vigente».

El Coavn reconoce la importancia de «conservar nuestros valores identitarios y patrimoniales» en base a una valoración experta y en profundidad, teniendo en cuenta «aspectos geográficos, artísticos, históricos y también sociológicos». Ahora bien, alerta de que tampoco se puede dejar de lado «la gestión económica, uso y sostenibilidad» de los edificios. Por ello, «si la utilidad a la que se destinaban ha desaparecido o mutado, deberemos permitir cambios que contribuyan a una renovación».

Recuerda, asimismo, que la calificación patrimonial «penaliza» a su dueño y que esas cargas «irónicamente conducen en muchos casos a la ruina del elemento que se intentaba proteger». Por todo ello apunta que «debemos ser cuidadosos» y escoger la excelencia y «no sobreproteger».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos