«Los clientes han bajado. Ha habido días que por aquí no pasaba nadie»

Los comerciantes afectados por las obras de San Martín empiezan a ver la luz al final del túnel. Garbiñe, de la tienda Sacher, en la esquina con Urbieta, explica que los trabajos han sido complicados para su comercio. «Como quitaron la parada de autobús y la trasladaron al Buen Pastor la gente ya no venía por aquí». Ya cuenta las horas para ver cuándo taparán la zanja y quitarán las pasarelas. «Me han dicho que esta semana rematan esta esquina», suspira. Guadalupe Ibarra, de la tienda Love & Paradise, admite que la acera ya tiene otro aspecto, pero aún se acuerda de lo que han pasado: «Ha habido momentos en que no entraba nadie. Hemos notado un gran bajón de clientes. La gente con cochecitos y las personas mayores no podían pasar y son los que están todo el día en la calle».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos