Las cenas solidarias del Rotary

La exministra Cristina Garmendia y Rafael Matesanz (Organización Nacional de Transplantes), con asistentes a una cena coloquio del Rotary./
La exministra Cristina Garmendia y Rafael Matesanz (Organización Nacional de Transplantes), con asistentes a una cena coloquio del Rotary.

Su próximo reto es recaudar fondos para Adato, la asociación que operó a Yoisi, con una velada en el Club Deportivo VasconiaLa agrupación apoya numerosas causas sociales organizando eventos

CRISTINA TURRAU SAN SEBASTIÁN.

El 2 de febrero del pasado año, el Rotary Club San Sebastián organizó una cena coloquio con Cristina Garmendia, la exministra de Ciencia, Tecnología e Innovación (2008-2011) y presidenta de Fundación Cotec para la Innovación, y Rafael Matesanz, director de la Organización Nacional de Trasplantes. El beneficio de esa cena fue para el plan contra la polio, una iniciativa mundial que impulsa Rotary internacional para la Erradicación de esta enfermedad. Aquella cena en el María Cristina es una de las muchas actividades que impulsa Rotary San Sebastián para apoyar causas sociales. «Estamos muy satisfechos de la respuesta ciudadana a estos llamamientos», explican desde la entidad.

El plan para erradicar la polio se puso en marcha en 1988 junto con la Organización Mundial de la Salud, Unicef y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, con el apoyo de la Fundación Bill y Melinda Gates. «La polio es un riesgo para los niños en cualquier lugar del mundo», explican desde el Rotary San Sebastián. «La iniciativa global de la lucha contra la polio se ha comprometido a erradicar esta enfermedad y es una ocasión de hacer historia en el mundo si se consigue este objetivo. Estamos muy cerca de ello. Los casos de polio en el mundo se reducido en el mundo en más del 99%. Quedan solo en el mundo tres países en donde la polio es aún endémica: Afganistán, Nigeria y Pakistán, lo que sigue siendo un reto para nosotros».

Pero hay más. El Rotary Club San Sebastián tiene entre sus prioridades la de apoyar a los niños y adolescentes con cáncer y a sus familiares en Gipuzkoa. «Esta ayuda la aportamos principalmente a través de las asociaciones de padres de niños oncológicos como Aspanogi y fundaciones de lucha contra el cáncer», explican.

Cáncer infantil

«El cáncer infantil o pediátrico es el cáncer que afecta a niños y jóvenes, y lo hace en forma distinta a como afecta a los adultos. En los países desarrollados, cerca de 14 de cada 100 mil niños tiene una forma de cáncer y su tasa de supervivencia en España es del 70%, según datos del Registro Nacional de Tumores Infantiles», añaden.

Desee Rotary San Sebastián son conscientes de que «estos tratamiento suponen siempre un gran sacrificio y grandes exigencias para los niños y sus familias, ya que durante un tiempo prolongado debe organizarse la rutina familiar en función del hospital, horarios y cuidados que precisa el niño enfermo».

Quieren suavizar situaciones difíciles. «Los niños con cáncer deben soportar procedimientos dolorosos, tomar medicaciones, tener análisis y ver muy limitada su vida infantil o de adolescente por las múltiples restricciones que tienen. Los padres necesitan una gran fortaleza, asimilar mucha información y, sobre todo, seguir funcionando como soporte de su hijo y del resto de hijos sanos, resolviendo además su situación laboral».

En muchas ocasiones esta situación implica un gran sacrificio económico para una ya maltrecha economía familiar: viajes, estancias y comidas, para estar al lado de los niños enfermos. «Los niños enfermos y sus familias necesitan apoyo psicosocial y también apoyo económico y de ahí nuestra aportación».

Discapacidad intelectual

Rotary San Sebastián ha puesto en marcha un acuerdo con Atzegi, asociación guipuzcoana de personas con discapacidad intelectual, y con la Fundación Real Sociedad, para impulsar el proyecto 'Inclusión social en jóvenes con discapacidad intelectual'. Además con Gureak y Atzegi impulsa el plan Pausoberriak, para acompañar y apoyar a personas con discapacidad intelectual en su itinerario laboral en diferentes empresas y entidades.

Conocido fue el caso de Saioa, la niña de tres años con autismo para la que Rotary San Sebastián sufragó la adquisición y adiestramiento de un cachorro de perro guía para mejorar la calidad de vida de la niña, que vive en Bilbao. Hace unas semanas visitó el Aquarium de San Sebastián, acompañada de Rita, su perra labrador color chocolate. Rita es la primera perra de asistencia para un niño con autismo en Euskadi.

Rita fue preparada a fondo durante tres años, con un entrenamiento específico para perros de asistencia en la Fundación Bocalán de Madrid, que se dedica al adiestramiento de perros. La familia aprendió durante una semana en la Fundación Bocalán, cómo manejar un perro de estas características.

Fondos para Adato

El reto actual del Rotary Club san Sebastián es apoyar a la asociación Adato con una velada que se celebrará el próximo día 14. Adato, Asociación de Ayuda en Traumatología y Ortopedia, ha sido la encargada de financiar la operación de Yoisi Valle, una joven boliviana a la que su padre dañó gravemente la espalda con una patada cuando tenía 8 meses.

En el día de San Valentín, Rotary Club San Sebastián ha organizado una cena para apoyar el trabajo de Adato. Será a las 20:15, en la Sociedad Club Deportivo Vasconia. Todo el dinero recaudado se destinará a esta causa. La velada la amenizará el Ochote Ozenki y se contará con la colaboración de Super Amara, además de la que presta la Sociedad del Club Deportivo Vasconia.

En la cena se realizará una rifa de aparatos de tecnología, objetos de arte, viandas e invitaciones, donadas por establecimientos colaboradores. El cubierto cuesta de 30 euros. Para participar hay que ingresar el dinero en la siguiente cuenta: ES31 2100 4835 7122 0013 8292.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos