La otra carta a los Reyes

Alicia y Ricardo disfrutan de sus vacaciones en Donostia. / FRAILE
Alicia y Ricardo disfrutan de sus vacaciones en Donostia. / FRAILE

Sus Majestades se volvieron a Oriente con los zurrones cargados de los deseos de los donostiarras para la capital. La lista de deseos de los ciudadanos incluye mejoras en movilidad y ayudas para los jóvenes, comercios locales y deportes minoritarios

DANI SORIAZU SAN SEBASTIÁN.

Mejoras en el transporte público, más ayudas al comercio, la hostelería y al deporte, trabajo y becas para los más jóvenes, rebajas en el precio de los párkings... Los Reyes Magos llegaron a Donostia cargados de regalos pero, desde luego, no se han vuelto a Oriente con las manos vacías. A sus espaldas han cargado con todos estos y muchos más deseos que miles de donostiarras han pedido para su ciudad. Algunos son más fáciles de cumplir que otros. Y muchos de ellos dependerán de la buena voluntad de las administraciones públicas. Esperemos que Sus Majestades puedan hacer de intermediarias para que 2018 haga alguno de ellos realidad. Estos son solo algunos.

Eusebio Martínez: Quiosquero de La Bretxa «Una relación más fluida con el Ayuntamiento»

Durante este 2018 el Ayuntamiento se ha propuesto arrancar con las obras de remodelación de La Bretxa, concretamente con la adecuación del edificio Pescadería. Pero Eusebio Martínez, responsable del quiosco Zurrumurru, ubicado en la plaza, asegura desconocer qué va a pasar con su negocio. «Le pediría al Ayuntamiento que tuviera más contacto con los comerciantes de La Bretxa y que estamos afectados por esta operación», señala, porque «sólo nos enteramos de lo que se va a hacer a través de lo que se publica en los medios de comunicación». Lo último que escuchó fue que los comercios ubicados en el edificio denominado 'tupper' se repartirán entre los edificios Bretxa y Pescadería, «pero es algo que se queda en las altas esferas, nosotros no sabemos nada. Y los clientes también nos preguntan». En su carta a los Reyes Magos hace extensible este deseo a todos los donostiarras y comerciantes para que «la relación del consistorio y de la Administración Municipal con la ciudad sea más fluida». En la misma plaza, el donostiarra Ignacio Aldazabal también quiso pedir para las caseras una buena zona para ellas porque «ahora están apartadas en una esquina» y así «recuperaremos la tradición en este entorno».

Juantxo e Inés Gomendio: Jubilados «Mejoras en Etxadi y que abran el local del ZM»

Juantxo e Inés Gomendio son vecinos de Etxadi, en el barrio de Aiete. Y por ello su lista de deseos para mejorar la ciudad empieza por pedir algunas mejoras en su propio entorno. Aseguran echar en falta una zona de aparcamiento para los «muchos» usuarios del polideportivo municipal. «Hay días que a los vecinos del barrio nos es imposible aparcar por la cantidad de coches que hay. Y ya no te digo en verano cuando se abren las piscinas al aire libre», se lamentan. El problema del aparcamiento lo extienden al resto de la ciudad «porque cuesta mucho encontrar sitio para dejar el vehículo y, desde luego, los sueldos no han subido pero el precio de los párkings sí». Una queja que se repite bastante entre donostiarras y visitantes. Y su particular carta a los Reyes Magos para la capital guipuzcoana no termina ahí, «porque siempre hay cosas que mejorar», dicen. Así que también piden que se vuelva a abrir cuanto antes la cafetería de la Zurriola -el antiguo ZM- «porque es un edificio elegante y está en uno de los mejores sitios de la ciudad y no puede ser que lleve tanto tiempo cerrado». Y otro de sus deseos tiene que ver con los parques periurbanos de la capital guipuzcoana. «Deberían prestarles más atención y mejorarlos un poco porque algunos de ellos están algo descuidados», indican.

Jone y Lola: Estudiante y su madre «Más becas y ayudas para los jóvenes»

El deseo de Jone, de 28 años, es el de tantos y tantos jóvenes: más ayudas para la formación tanto aquí como en el extranjero y para acceder al mercado laboral. Ella estudia un grado superior de Administración de Empresas y este año se ha encontrado con las puertas cerradas para poder solicitar una beca. «Han rebajado el máximo de edad hasta los 27 años y no he podido optar a ellas. Otros años no existía ese límite», explica. «No es justo, somos muchos los mayores de esa edad que también seguimos estudiando o que no han tenido posibilidad de acceder a un trabajo», indica, por lo que a los Reyes Magos les pide que hagan de intermediarios con las administraciones públicas «y que se mojen un poco más» con esta causa. Su madre comparte el mismo deseo «porque ahora está muy difícil la cosa para los jóvenes» y recuerda que su hija estuvo trabajando «pero no le ha quedado más remedio que reciclarse estudiando otra cosa».

Iker: Deportista «Más apoyo a los deportes minoritarios»

Como buen deportista, la lista de deseos de Iker pasa por mejoras en este ámbito para la ciudad. «Se me ocurren muchas cosas, pero empezaría por pedir que se mejorara la red de bidegorris. Faltan tramos por completar y somos muchos los donostiarras y vecinos del territorio los que los usamos», apunta. Es piragüista y miembro del Club Náutico, por lo que también pide un poco más de apoyo para los deportes minoritarios como el suyo. «Es importante fomentarlos para que no desaparezcan», explica. Por propia experiencia asegura saber lo que cuesta pelear para sacar adelante un equipo de estas características. «No todo es fútbol. Nosotros también necesitamos que se nos ayude, y no sólo económicamente», añade.

Sonia García: Responsable de Almacenes La Bretxa «Seguir apoyando al comercio local»

Probablemente es uno de los deseos más repetidos por todas aquellas personas que regentan un pequeño negocio y que se ven afectadas por la presencia de grandes superficies y cadenas. «Necesitamos un poco más de apoyo por parte de las instituciones», señala Sonia García, responsable de Almacenes La Bretxa, en el que vende prendas de vestir de distinto tipo. «Las grandes marcas nos hacen daño a todos, no sólo a las tiendas de ropa. El comercio local requiere que lo apoyen», apunta esta comerciante, que recuerda que las ventas durante las navidades llevan tiempo sin ser lo que en su día fueron. «Los grandes centros comerciales nos hacen mucha competencia. Y no negamos que la futura ampliación de Garbera nos pueda afectar más aún», apunta.

Roberto Franco: Motorista «Menos coches para no saturar la ciudad»

En su carta a los Reyes, Roberto pide que este año Donostia se libere «de tanto coche para que la ciudad esté un poco más ligera y no tan saturada». Se declara partidario de fomentar y mejorar el transporte público. «Cuando puedo voy andando, en bici o en autobús», apunta. Y aunque tiene coche, si tiene que usar vehículo propio prefiere desplazarse en su moto porque asegura que si no «es muy difícil moverse por San Sebastián». Ahora bien, como otros tantos moteros, pide que se amplíen las plazas de aparcamiento porque, aunque en invierno no suele haber problema, «en verano se satura bastante». Y ya por último, puestos a pedir, «que se siga viendo tanta gente por la ciudad. Es algo que me gusta».

María Jesús: Responsable Bar Tánger «Una rebaja para los impuestos de las terrazas»

María Jesús lleva unos cuantos años al frente del Bar Tánger de la calle Okendo y sabe lo que cuesta sacar adelante un establecimiento hostelero. Por eso ella pediría «un poco de ayuda al sector». Una buena opción para ella sería una rebaja de la carga impositiva para las terrazas, «que cada vez es mayor. El Ayuntamiento está excesivamente exigente», asegura, algo que luego se traslada al cliente. «La gente no se da cuenta de lo que nos cobran. Sólo ven que está lleno y que hay clientes. Pero no saben el control y el trabajo que requiere. Hay que servir muchos cafés y vinos para que una terraza nos salga rentable», garantiza.

Ricardo y Alicia: De visita desde Elorrio «Más plazas de parking y, sobre todo, más baratas»

Ricardo y Alicia han aprovechado estos días de Navidad para disfrutar de la casa que tienen en Donostia. Estos vecinos de Elorrio aprovechan cualquier oportunidad para dejarse caer por la capital guipuzcoana «que nos parece que está fantástica». Ahora bien, para desplazarse hasta aquí habitualmente cogen el coche porque desde su localidad no tienen ningún medio de transporte directo. Eso sí, el vehículo no lo dejan en el centro de la ciudad «porque es imposible hacerlo en las plazas de superficie y muy caro en los párkings subterráneos privados». Así que esta pareja opta por dejarlo bien a las afueras de San Sebastián o en las localidades vecinas. Por ello piden «mejorar los aparcamientos disuasorios y los servicios de lanzadera», pero también que se reduzca el precio de los párkings. «Por lo demás no tenemos ni una queja», aseguran. Incluso aunque llueva están encantados: «no queremos un Benidorm en Donostia, ¿verdad?».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos