La cancha deportiva de Blas de Otero, en Egia, se trasladará a la falda de Ulia

La cancha multideporte de la renovada plaza Blas de Otero, junto a Tabakalera. / A.M.
La cancha multideporte de la renovada plaza Blas de Otero, junto a Tabakalera. / A.M.

El gobierno municipal toma la decisión después de que 320 vecinos del entorno de la renovada plaza denunciaran «ruidos y balonazos» bajo la torre de Atotxa

AINGERU MUNGUÍA SAN SEBASTIÁN.

La renovada plaza Blas de Otero de Egia perderá la cancha multideporte colocada bajo la torre de Atotxa, una vez se acondicione una superficie cerca del frontón de Manteo (en la falda del monte Ulia). La protesta de los vecinos del entorno por los ruidos y molestias que causa han llevado al gobierno municipal a tomar la decisión de buscarle un nuevo emplazamiento, ante las protestas de EH Bildu quien recordó que los usos de la plaza se decidieron en un proceso participativo durante la pasada legislatura.

La cancha deportiva de la plaza Blas de Otero tiene los días contados. El gobierno municipal ha sido sensible a las protestas vecinales por las molestias que está causando su uso y se dispone a acondicionar una zona de Manteo, junto a la calle Rodil, hoy con pavimento de gravilla, para reubicar allí esta instalación deportiva, según pudo saber DV de fuentes municipales. En cuanto se coloque un suelo de hormigón se trasladará allí la polémica cancha ubicada hoy entre Tabakalera y la torre de Atotxa.

El principal problema es que la pista está ubicada cerca de viviendas y su intenso uso, sobre todo los fines de semana, provoca «ruidos» a los vecinos de las primeras plantas y genera situaciones de tensión por los «balonazos» que reciben las personas que utilizan la nueva bancada de la plaza como zona de estancia. En octubre pasado 320 vecinos firmaron un escrito que presentaron en el Ayuntamiento en el que explicaban la problemática. Unas semanas después se reunieron con el alcalde, Eneko Goia, quien se comprometió, según indica una de las afectadas en un escrito registrado el pasado mes, a «retirar la cancha de fútbol/baloncesto al darse cuenta que la situación creada no era la esperada».

El asunto fue tratado el lunes en la comisión de Servicio a las Personas del Ayuntamiento. El grupo EH Bildu dirigió una pregunta al gobierno municipal para conocer si baraja la posibilidad de colocar «una red para que los balones no salgan del terreno de juego» como fórmula para conjugar los intereses de unos y de otros.

La concejala Aitziber San Roman explicó que ha habido muchas quejas que se han traducido en una recogida de firmas por los problemas que está ocasionando la cancha. El gobierno municipal ha llegado a la conclusión de que «no es el emplazamiento adecuado» para una instalación deportiva de estas características y, según indicó la concejala, «analiza otros emplazamientos» para ofrecer las mismas prestaciones sin que produzcan los problemas detectados en la plaza Blas de Otero.

Debate en comisión

El concejal de EH Bildu Josu Ruiz criticó que se vaya a actuar de espaldas al proceso participativo que en la pasada legislatura definió los usos de la nueva plaza y decidió colocar una cancha deportiva, y se preguntó «si queremos una ciudad sin niños». Molesto por la decisión del gobierno municipal, llegó a deslizar que la decisión parece tener componentes de «clientelismo» y se preguntó si el ruido de las vías del tren no provocan también molestias. «No creo que el ruido de las vías del tren sea lo que les preocupe porque entonces apoyarían el Metro, que va a resolver los problemas de ruido que causan los trenes en una parte importante del barrio de Amara», replicó San Roman.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos