Un cambio normativo en las ordenanzas de Edificación

D. S. SAN SEBASTIÁN.

El pasado mes de enero el Ayuntamiento en Pleno aprobó por unanimidad la modificación de las Ordenanzas Complementarias de Edificación para determinar las condiciones de diseño y emplazamiento de los portales de los edificios para que se garantice la seguridad de los usuarios.

Así, entre otras medidas plantea que no podrán ubicarse los accesos a las viviendas «en calles o espacios de uso público secundarios, trasteros o fondos de saco no transitados». Estos deberán estar ubicados en la fachada que dé frente a la calle o espacio de uso público principal, habitualmente transitado, o en laterales suficientemente visibles. En este sentido, la portavoz del Partido Popular, Miren Albistur, critica que construcciones relativamente recientes «cuenten con portales cuyo acceso no es del todo seguro. Como ocurre con los edificios de Aldunaene o los que dan a la plaza Leire en Morlans, cuyas entradas dan a una zona sombría frente a una ladera», explica.

La modificación de la ordenanza también prohibe la implantación de elementos como muros, recovecos o pilares, tanto exteriores como interiores, que impidan o dificulten la visibilidad del portal. Asimismo, exige que la fachada del portal sea transparente «como mínimo en el 75% de su superficie», de forma que permita la visión clara del interior desde el exterior, y viceversa.

También deberán contar con iluminación adecuada tanto dentro como fuera «para garantizar la seguridad del usuario, sobre todo en horario nocturno». La instalación deberá contar con un sistema de encendido automático mediante detectores de presencia. Y en los casos de edificios sujetos a especial protección, se podrán autorizar soluciones distintas pero «siempre que se justifiquen en el marco de las determinaciones de protección».

Fotos

Vídeos