Botellas y latas abiertas entre la arena de La Concha

También en 1967 costaba encontrar hueco en la arena de La Concha.
También en 1967 costaba encontrar hueco en la arena de La Concha. / FONDO MARÍN / PACO MARÍ
La calle de la memoria | 1.967

Alertaban sobre el peligro que suponía la presencia de «botellas enteras y rotas y otros envases» en la playa

MIKEL G. GURPEGUI

En la calle de la Memoria de hoy nos vamos a la playa. No exactamente a la de ahora, sino a la de hace cincuenta años. Leemos algunos de los muchos comentarios sobre la situación de las playas donostiarras que aparecían esta semana pero del año 1967 en la sección 'Sirimiri'.

Trasvase de bañistas (DV, 11-VII-1967): «El termómetro sigue señalando calor, por lo que las playas se ven abarrotadas. La jornada dominical no fue una excepción en cuanto a la animación de la Concha y Ondarreta, pero hubo 'más sitio'. La razón de este fenómeno, el éxodo de varios millares de donostiarras a otras playas de cercanías y a los sanfermines' de Pamplona y Pasajes».

Deportistas contra tomadores de sol (DV, 11-VII-1967): «Estamos, una vez más, en lo de todos los años por lo que a los deportistas playeros se refiere. Estos amantes del ejercicio físico campean por sus respetos sin acatar lo ordenado ni respetar las reglamentación establecida, que señala en la playa zonas para los ejercicios físicos. (...) Molestan a los pacientes 'tomadores de sol', que son la mayoría de los que a las playas acuden (...). Y sería bien que tales deportistas, poco amantes de la disciplina por lo que se ve, empezaran por disciplinarse, dado que sin disciplina hacen la triste figura de deportista 'ful'».

Bolsas de plástico y botellas en la arena (DV, 13-VII-1967): «Seguimos recibiendo cartas y más cartas sobre el aspecto que presentan las playas donostiarras. Todas ellas coinciden en apreciar que 'las playas se limpian más y mejor que antes' (...), pero que lo descuida en gran parte el público. Nos dicen, por ejemplo, que el pasado domingo se contaron hasta 196 bolsas vacías de plástico, de las empleadas para basuras, que fueron arrojadas al mar por donde fuere (...). También nos comunican que continúan depositándose sobre las arenas botellas enteras y rotas, latas abiertas y otros envases, que están causando las consiguientes lesiones en aquellos que pasean por las playas y no pueden sospechar que justamente tapados por la arena existen unos vidrios que un día pueden ocasionar un serio disgusto a alguien (...).

Duchas vespertinas en Ondarreta (DV, 13-VII-1967): «Ayer, miércoles, hasta las 13 horas, es decir, la una de la tarde, según nos informa un comunicante nuestro, que lo sabe bien por haberlo oído del empleado municipal correspondiente, no funcionó el delicioso, numeroso e higiénico servicio de duchas en la playa de Ondarreta. No sabemos si esto se deberá a una medida de 'austeridad municipal' (...) El concejal delegado de los servicios de las playas no debe ignorar que hay bañistas tempraneros, medio tardíos y tardíos, y que todos, absolutamente todos, debemos ser objeto de la misma consideración».

Precios poco diminutivos (DV, 18-VII-2017): «Precios veraniegos, turísticos y playeros, sobre los que nos llama la atención uno de los fieles comunicantes nuestros, que nos dice así: 'Un refresquito popularísimo en una botellita de las de menor cabida cuesta ocho pesetitas sentadito en la arenita de la playita'. ¿Hay quien dé más?».

Fotos

Vídeos