EH Bildu registra cerca de 200 enmiendas a los presupuestos con más dinero para los barrios

Plantea incorporar partidas para las líneas de Morlans y San Antonio, los ascensores de Altza, Añorga Txiki y Loiola, cuatro nuevas estaciones de dBizi y más ayudas al empleo de calidad. La coalición abertzale también defenderá en el Pleno una enmienda a la totalidad de la propuesta de PNV-PSE

JORGE F. MENDIOLASAN SEBASTIÁN.

EH Bildu ha registrado cerca de 200 enmiendas a los presupuestos del Ayuntamiento para 2018. La coalición abertzale defenderá en el Pleno del próximo día 22 una enmienda a la totalidad al proyecto aprobado por PNV-PSE, así como un total de 198 enmiendas parciales que incluyen mejoras en los barrios de la ciudad.

Según explica Amaia Almirall, una partes de las modificaciones propuestas van encaminadas a elaborar un presupuesto «mucho más realista». «El gobierno municipal no llega a ejecutar la mitad de las inversiones anunciadas, tendiendo a sobrefinanciar proyectos que luego no ven la luz en todo el ejercicio», advirtió la portavoz de EH Bildu, quien señaló que «nosotros nos hemos ceñido a las inversiones que sí es previsible que se ejecuten durante el 2018, lo que permite liberar varios cientos de miles de euros que se podrían destinar a mejorar la calidad de vida de los donostiarras».

En sus enmiendas, el grupo municipal elimina algunos ingresos previstos por el ejecutivo de Eneko Goia «porque fomentan un modelo de ciudad que no compartimos, porque impulsan grandes superficies en perjuicio del pequeño comercio (ampliación de Garbera, Belartza...) o porque son proyectos urbanísticos no sostenibles (Basozabal, Viveros de Ulia...)».

«Si solo nos ceñimos a las inversiones que sí se ejecutarán podemos liberar miles de euros»

«Eliminamos ingresos que fomentan un modelo de ciudad que no compartimos»

Se propone la supresión, por ejemplo, de partidas por valor de 3,1 millones de euros destinados a Alcaldía porque suponen «un auténtico despilfarro de dinero público» o el «injustificado gasto» de 435.000 euros en el traslado de las oficinas de Etxegintza, entre otros.

Almirall anunció que este dinero se emplearía en políticas de vivienda (1 millón para ayudas al alquiler), empleo (350.000 euros para un proyecto integral con mujeres a partir de 45 años), sociales (2 millones para dependencia, envejecimiento, discapacidad, cooperación...), participación ciudadana (50.000 euros para consultas), movilidad (321.000 euros para las nuevas líneas de Dbus a Morlans y San Antonio y 230.000 euros para mejorar la red ciclista), igualdad (150.000 euros), euskera (170.000 euros), comercio (700.000 euros), medio ambiente (130.000 euros) y educación (200.000 euros para obras en centros de enseñanza).

Por barrios, EH Bildu plantea reservar 435.000 para implementar mejoras en Amara Berri, 385.000 euros para Altza, 40.000 euros para Gros, 70.000 para Intxaurrondo, 175.000 euros para Aiete, 115.000 para el Antiguo, 285.000 euros para Egia, 40.000 euros para Bidebieta, 30.000 euros para la Parte Vieja, 125.000 euros para Loiola, 50.000 euros para Amara, 247.000 euros para Morlans, 30.000 euros para Martutene, 210.000 euros para Añorga, 42.500 euros para Igeldo y 17.500 euros para Zubieta.

En total, 2,3 millones de euros que se propone invertir en proyectos como los ascensores de Altza, Añorga Txiki y Loiola, nuevas estaciones de dBizi en Egia, Intxaurrondo, Altza y Aiete, zonas 30 en Intxaurrondo, Antiguo, Altza y Bidebieta o el cubrimiento de varios parques infantiles en diferentes barrios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos