EH Bildu pide la anulación del PGOU de Garbera por su «inseguridad jurídica»

La coalición abertzale alega que la ampliación del centro comercial «debe ser declarada nula de pleno derecho»

JORGE F. MENDIOLA SAN SEBASTIÁN.

EH Bildu presentó ayer las nueve alegaciones que ha registrado contra la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que permitirá a Garbera ganar 25.000 metros cuadrados de superficie. La coalición abertzale denunció que esta operación «debe ser declarada de nulo derecho» porque la propuesta aprobada inicialmente por el gobierno municipal «no ofrece seguridad jurídica».

El concejal Ricardo Burutaran enumeró los «errores legales» del expediente, que según advirtió «incumple» diferentes leyes y normas, incluido el propio PGOU. «El interés público de la ampliación de Garbera no queda demostrado en el expediente y tampoco se justifica por qué se elige esta parcela para usos comerciales y no otra», subrayó Burutaran, quien aseguró que la modificación en marcha «quiebra el principio de desarrollo sostenible, no observa las necesidades de desarrollo comerciales establecidas por el Plan Territorial Parcial de Donostialdea ni incorpora el preceptivo informe de Igualdad».

La portavoz de EH Bildu, Amaia Almirall, lamentó por su parte el «empeño» del ejecutivo que encabeza Eneko Goia por seguir adelante con «una gran operación urbanística que solo beneficia a una multinacional holandesa y será una verdadera tragedia para el pequeño comercio». La edil abertzale argumentó que «lo que necesitan los donostiarras son barrios vivos» y criticó que se ponga «en riesgo el modelo de ciudad».

La intención de EH Bildu es «luchar» contra la ampliación de Garbera «por todos los medios posibles», entre los que no descartó el inicio de acciones legales para frenar el proceso si sus alegaciones no son atendidas y el gobierno municipal decide mantener el proyecto.

Según explicó Goia el pasado año durante la presentación del proyecto, la ampliación del centro comercial reportará al Ayuntamiento 7,3 millones de euros en concepto de contraprestación e incidirá «positivamente» en el empleo «con la creación de 500 a 600 puestos de trabajo durante la fase de construcción, así como unos 550 nuevos empleos directos de carácter fijo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos