El Ayuntamiento permitirá la división de viviendas de al menos 100 metros

El gobierno municipal modificará el PGOU para favorecer la adaptación del tamaño de los pisos a las necesidades reales de las familias actuales

JORGE F. MENDIOLASAN SEBASTIÁN.

El gobierno municipal trabaja en la modificación de las normas generales del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), cambio que permitirá la división de viviendas de al menos 100 metros cuadrados.

Esta posibilidad solo se contempla hoy para aquellos pisos que superen los 130 metros cuadrados construidos, condición que deja fuera a miles de casas de la ciudad, sobre todo en barrios como el Centro, Amara o Gros.

Según anunció ayer el concejal de Urbanismo, Enrique Ramos, a partir de 2018 se podrá solicitar la segregación de viviendas con una superficie mínima de un centenar de metros cuadrados, cifra que «quizás» podría bajar incluso hasta los 95 metros construidos.

Con esta medida se pretende adaptar el tamaño de los pisos a las necesidades reales de las familias actuales, por ejemplo en el caso de personas mayores que viven solas y que no precisan de tanto espacio como cuando los hijos vivían en casa. Esta tipología se repite en cerca de 5.000 hogares.

Los datos

PGOU
El Plan General se modificará en 2018 para que las viviendas de al menos 100 metros cuadrados puedan ser divididas.
Villas
El límite se establecerá en 150 metros para este tipo de casas frente a los 190 metros que fija la normativa vigente.
Objetivos
Facilitar a las personas mayores que puedan seguir en sus casas y optimizar los recursos de suelo ya construido.

«A estas personas, muchas de ellas mujeres viudas, les salen muy caros calentar la vivienda o los gastos de comunidad, pero si les ofrecemos la opción de dividir la casa pueden seguir residiendo allí y vender la otra parte para complementar la pensión», argumentó el delegado socialista, quien cuantificó en unas 8.000 las viviendas del municipio que podrán beneficiarse de esta modificación normativa a partir del próximo año. En el caso de las villas y adosados, el límite se establecerá en 150 metros cuadrados frente a los 190 metros que fijan las normas vigentes.

Requisitos de habitabilidad

Para que la segregación se convierta en realidad, los dos pisos resultantes deberán cumplir todos los requisitos técnicos, de seguridad, salubridad y habitabilidad, además de observar la Ley de Propiedad Horizontal, que está por encima del PGOU.

Con un 20% de población mayor de 65 años y el tamaño de los hogares «en continuo decrecimiento», otros objetivos de esta iniciativa son «optimizar mejor» los recursos en suelo ya artificializado y «redensificar» la ciudad sin ocupar terrenos que a día de hoy tienen la calificación de rural.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos