El Ayuntamiento mejorará la accesibilidad entre el paseo de Altza y la calle Roteta Goikoa

Las escaleras y el paso se renovarán y se creará una rampa que hará el camino completamente accesible./
Las escaleras y el paso se renovarán y se creará una rampa que hará el camino completamente accesible.

El concejal de Vías Públicas, Miguel Ángel Díez (PSE), explica que la obra creará un itinerario con rampa que estará listo a finales de enero

DANI SORIAZUSAN SEBASTIÁN.

El Ayuntamiento empezará a acometer a partir de la próxima semana las obras de mejora de la accesibilidad en el barrio de Altza, eliminando las barreras arquitectónicas que existen entre el paseo de Altza número 10 y el número 17 de la Calle Roteta Goikoa. En este punto, donde actualmente solo existen unas escaleras seguidas de una rampa, se creará un nuevo paso accesible por la zona ajardinada situada junto a la sede de la Caja Laboral y se mejorará el resto del camino en base a la normativa existente en materia de accesibilidad.

Se trata de una vieja reivindicación de los vecinos de la zona puesto que en la actualidad el itinerario accesible que existe para ir de una calle a otra supera los 500 metros de longitud. Un rodeo excesivo para aquellas personas que sufren algún tipo de discapacidad o que tienen movilidad reducida.

La ejecución de la obra tendrá una duración de dos meses y medio por lo que para finales del próximo mes de enero estará finalizada. El coste de la misma está presupuestado en 113.014 euros.

«La actuación prevista pretende llevar a cabo una reordenación de la zona con la mejora y renovación de las aceras y las zonas de estacionamiento», apunta el concejal de Infraestructuras y Servicios Urbanos, Miguel Ángel Díez. Además, señala que también se mejorarán los itinerarios peatonales accesibles hasta los portales, mediante la eliminación de las barreras arquitectónicas existentes. La obra se llevará a cabo de acuerdo a la normativa vigente en materia de accesibilidad, la ley 20/1997 del Gobierno Vasco y las normas técnicas del decreto 68/2000, la última referencia que se debe aplicar para todas las obras municipales.

La ejecución de las rampas incluyen trabajos como el levante y la demolición de las escaleras y el pavimento actual de baldosa para después reperfilar y dejar renovado todo el entorno, incluidas las plazas de estacionamiento que se reordenarán para que los vehículos puedan aparcar en batería. Para ello se eliminará parte de la rampa de acceso que existe en este punto de la calle Roteta Goikoa.

Las personas con movilidad reducida tienen que dar un rodeo de 500 metros para conectar ambas calles

«La actuación permitirá una renovación completa de las aceras y de la zona de estacionamiento»

El pavimento de aceras será de baldosa modelo Donostia - San Sebastián, es decir la famosa baldosa hexagonal. También se proyecta la colocación de nuevos tramos de barandillas. Además, se procederá al desmontaje y posterior montaje de las luminarias existentes en las nuevas ubicaciones.

Rebajes y otras mejoras

Uno de los frentes más importantes que tiene abierto el Ayuntamiento en materia de accesibilidad es el de la mejora y rebaje de algunas aceras para facilitar el paso de las personas con movilidad reducida. En este sentido, durante el último año el consistorio ha invertido cerca de 167.000 euros para acometer 95 rebajes de aceras, de forma que muchos usuarios de sillas de ruedas puedan transitar por la ciudad con mayor facilidad. Pero el camino es largo y queda mucho por recorrer, aunque según destaca el concejal socialista de Vías Públicas, Miguel Ángel Díez, ya hay en marcha nuevos planes para avanzar en esta materia y pone como ejemplo este del barrio de Altza que está a punto de arrancar.

Han sido las demandas de los vecinos los que han hecho que a lo largo de los últimos doce meses se hayan llevado a cabo diferentes actuaciones en varios barrios de Donostia para acometer rebajes en aceras. El objetivo en todos ellos ha sido que el encuentro entre la acera y la calzada permita un paso sin dificultad a cualquier persona discapacitada.

En este sentido el edil apunta que el trabajo de las brigadas municipales para generar «itinerarios peatonales accesibles» es continuo . Díez recuerda también la actuación integral acometida recientemente en Intxaurrondo, donde se han mejorado los itinerarios peatonales accesibles hasta los portales, mediante la eliminación de las barreras arquitectónicas existentes entre el número 35 y el número 1 de la calle Baratzategi (entre el local de Aspace y los edificios de Txara) y cuya inversión fue de 60.000 euros.

Fotos

Vídeos